Una invitación de lujo para volar a Turquía

Publicado por : Úrsula Kiener/ 70 0

Turkish Airlines me envió un correo invitándome a participar en un viaje de prensa junto a periodistas de Colombia. La aerolínea vuela tres veces por semana a Estambul, capital de Turquía, desde Panamá y Colombia. El vuelo para en ambos destinos a recoger y dejar pasajeros los días miércoles, viernes y domingo. Alta gastronomía a bordo
En la cabina del Airbus A330-200 nos recibieron con opciones de jugos. La aeromoza trajó el menú y nos presentó a nuestro chef a bordo. Este concepto innovador empezó en el 2010 para crear un sentido de restaurante en el aire. Con tu bandeja te dan una vela electrónica para que disfrutes de una cena romántica. Cuando bajan las luces, se crea un ambiente mágico.

El menú tiene opciones internacionales y turcas. Hay 112 combinaciones, así que si viajas más de una vez, no comerás lo mismo. Aparte, tienen una lista de vinos muy completa, que incluye vinos turcos. Seleccioné una pasta vegetariana con hongos y queso parmesano. Mientras bebía mi copa de champaña, miré a mi compañero de al lado y le dije: “Esta es la vida que nos merecemos”.

Antes de servirnos el plato fuerte, llegó un carro con muchísimas opciones de entradas, desde sopa de tomate hasta hummus de aguacate y langostinos. Al final, pasó otra carretilla con postres.

Cada vez que visito el Medio Oriente compro té en los mercados. Puedes seleccionar entre una lista de tés para el estómago, para ayudarte a dormir o para combatir el jet lag. Seleccioné el que tenía propiedades somníferas y vino una aeromoza a prepararme la cama, con almohada y sábanas que tenían guardadas en un compartimiento. Saqué mi máscara de ojos del kit de viaje que nos brindaron, diseñada por Christian Lacroix, y me fui a dormir.

Centro de preparación
Estando en Estambul, nos llevaron a Turkish Do & Co., que es responsable de aquellas delicias que probamos a bordo. Nada bueno viene a la mente cuando piensas en comida en los aviones, pero Turkish Airlines ha intentado cambiar eso, integrando la gastronomía con la experiencia de viajar.

En 2007, la empresa Do & Co. se asoció con Turkish Airlines. Hoy en día ofrecen sus servicios a 25 aerolíneas, incluyendo las más prestigiosas del mundo, como Emirates, Etihad, Qatar, Singapore Airlines, Cathay Pacific, Air France, entre otras. Tuvimos la oportunidad de conocer el centro de preparación y fuimos testigos de cómo se preparan las comidas frescas, sin congelar.

Visitamos la sede de la aerolínea, donde nos atendieron altos ejecutivos que nos contaron sobre el crecimiento de la compañía. Hoy en día conectan 122 países con 304 ciudades. Por seis años, han ganado el premio de Skytrax como la mejor aerolínea de Europa.

Al final, nos llevaron al centro de entrenamiento para pilotos. Entramos en los simuladores donde podíamos pretender que aterrizábamos en cualquier aeropuerto del mundo. Puse Panamá como destino y, por supuesto, me estrellé.

Nueva terminal
Salimos de Estambul por el Aeropuerto Internacional Atatürk. El 29 de octubre abrirá Istanbul New Airport, por lo que esta terminal aérea se mudará al que será el aeropuerto más grande del mundo, con capacidad para 200 millones de pasajeros anualmente y 1,300,000 metros cuadrados de espacio. Se espera que genere 225,000 empleos para el 2025. Turquía es el país número 17 del mundo en tráfico aéreo, pero para el 2035 aspira a convertirse en el noveno.

Una migración especial conduce de forma directa al lounge de Star Alliance. Son 6,000 metros cuadrados, distribuidos en dos pisos, con espacio para atender a 1.4 millones de pasajeros al año. Cuenta con mesa de billar, golf virtual, cine, videojuegos, zona de juego para niños, entre otras amenidades.

Hasta los baños son lujosos, con servicio de ducha para aquellos que quieran refrescarse. Una masajista pasa por donde están los viajeros para ofrecer sus servicios, tan necesario antes de volver a montarse en un avión y decirle adiós a Turquía.