Un día en el Lejano Oeste

Publicado por : Úrsula Kiener/ 354 0

Fort Worth Stockyards recrea el imaginario tradicional del Viejo Oeste con la versión más moderna del mismo. La carretas y caballos de los viejos tiempos han sido reemplazados por pick-ups, conducidos por vaqueros que, al igual que los tiempos de antes, cargan pistolas.

Hace tiempo, Fort Worth era el último punto de descanso y abastecimiento para los arreadores de ganado, antes de entrar en territorio indígena. Se estima que entre 1866 y 1890 pasaron más de cuatro millones de cabezas de ganado por la zona, por lo que esta fue bautizada con el nombre de “Cowtown”.

Monumento histórico tejano

La Segunda Guerra Mundial marcó el declive de la operación. Las carreteras aportaban mayor flexibilidad que el ferrocarril.  El negocio de Fort Worth Stockyards fue palideciendo ante operaciones más pequeñas y cercanas. Las plantas de procesamiento de Armour y Swift eran obsoletas y con altos costos salariales y administrativos.

Armour cerró su planta en 1962 y Swift, en 1971. En 1986 el número de cabezas de ganado decreció hasta alcanzar los 57,181 animales. En 1976 Fort Worth Stockyards fue incluido como barrio histórico en el Registro Nacional de Estados Unidos. Se incluyeron 46 edificios dentro del complejo. Varios sitios también fueron incorporados dentro del Registro de Monumentos Históricos de Texas, incluyendo el letrero de bienvenida.

El Coliseo de los vaqueros

Uno de los edificios principales en el Cowtown Coliseum. En la fachada, junto al nombre del edificio, aparece una fecha: 1908.
Ahí se ofrecen espectáculos variados, como “Pawnee Bill’s Wild West Show”, cuyo montaje tiene lugar los sábados. Es posible consultar fechas y temporadas en stockyardsrodeo.com.

“Pawnee Bill’s Wild West Show” cuenta la historia de Pawnee Bill, quien entabla amistad con los indígenas. En el show montan a caballo, práctica de lazo, disparos, etc. Es un espectáculo familiar, con venta de comida y bebidas.

Aunque son muchos los lugares que reclaman para sí el logro de haber albergado el primer rodeo, no existe duda de que, al menos, el primero de estos eventos bajo techo se realizó en 1918, en Cowtown Coliseum. Ahí también se llevó a cabo el primer rodeo televisado a nivel nacional.

Asimismo, el sitio ha recibido la visita de varios presidentes de Estados Unidos, como Jimmy Carter y Theodore Roosevelt. Series como “Dallas” y “Walker Texas Rangers” fueron filmadas en el coliseo.

La oferta museística incluye los museos de Fort Worth y Stockyards, ubicados dentro del histórico edificio de intercambio de ganado. La entrada al Texas Cowboy Hall es bastante elevada.

Los más aventureros podrán probar su suerte en el toro mecánico. Las instalaciones también cuentan con un zoológico de animales para acariciar y un laberinto para los niños.