Vaticano, el pequeño país de la fe

Publicado por : Úrsula Kiener/ 414 0

Cuando visitas Roma y entras a la Ciudad del Vaticano estás pasando a otro país probablemente sin darte cuenta. No necesitas pasaporte; solo te revisan cuando entras a ciertos lugares. Con sus 44 hectáreas, El Vaticano es el país más pequeño del mundo, con una población de apenas 800 habitantes. Para recibir la nacionalidad simplemente tienes que trabajar en el país. La perderás al finalizar el contrato.
La historia de los Estados Pontificios se remonta al año 756. En 1979 consiguieron su independencia de Italia, al firmar los Pactos de Letrán.

En este país se encuentra la Santa Sede de la Iglesia Católica. En 1984, UNESCO designó el conjunto arquitectónico e histórico-artístico de la ciudad del Vaticano como Patrimonio de la Humanidad.

Es la única nación del mundo donde los cargos gubernamentales no están sujetos a votación popular. El Colegio Cardenalicio escoge al Pontífice, quien es el jefe de la Iglesia y del Estado, por lo que esencialmente se trata de una teocracia.

El idioma oficial es el latín, pero el italiano es el más difundido. La seguridad corre a cargo de la Guardia Suiza, compuesta por 100 hombres vestidos en coloridos trajes de rayas que recuerdan un poco a los bufones de las cortes medievales.

El Vaticano turístico

Hoy en día, la ciudad del Vaticano es un destino que recibe anualmente a unos 18 millones de turistas y peregrinos. El día más concurrido es el miércoles, cuando el Papa lanza su bendición en la Plaza de San Pedro.La entrada es gratuita pero limitada. Los visitantes llegan temprano para formar fila. Hay empresas que se dedican a conseguir los boletos y que cobran por asegurar los asientos. En internet se puede verificar en qué día (miércoles) se ofrece el servicio.Los viajes deben ser organizados con tiempo, ya que muchas de las actividades más interesantes requieren reservas y los cupos son limitados en exceso.

Me hubiese gustado visitar los Jardines del Vaticano, creados en 1279 por el Papa Nicolás III, quien mudó su residencia a este lugar. Cubren 23 hectáreas (casi la mitad del país) con hermosos árboles, flores, estanques, fuentes y senderos. Para hacer la reserva es menester mandar un fax por lo menos dos semanas antes. Las visitas no son todos los días.
Otro sitio que requiere una reserva previa es la parte de abajo de la Basílica, donde se encuentra la tumba de San Pedro. Solo se permite que 200 personas desciendan a la Necrópolis al día.

Oferta de museos

Para visitar los Museos del Vaticano debes estar preparado para formar fila o pagarle a una empresa que facilite los boletos. Por suerte había contactado a la oficina de los museos, por lo que me habían organizado un acceso rápido. Es posible pasar un día completo visitando los museos, fundados por el Papa Julio II en 1506.De las 70 mil obras que posee el museo solo 20 mil están exhibidas. Es uno de los más grandes del mundo, y el cuarto museo de arte que más visitas recibe.Muchas personas lo visitan solamente para contemplar la Capilla Sixtina, que es el escenario del cónclave en el que se escoge a un nuevo Papa. Un grupo de artistas del Renacimiento se dedican a pintar frescos en los techos. Entre ellos, está el inmortal Miguel Ángel.Ya que la Capilla Sixtina no puede ser fotografiada, las escaleras de Bramante, diseñadas por Giuseppe Momo en 1932, se han convertido en uno de los sitios más fotografiados. Vale la pena dedicar tiempo al museo, ya que posee muchas colecciones interesantes. Cuando subí fotos de la colección del museo Gregoriano Egizano, con papiros, momias y reproducciones de el Libro de los Muertos, mis amigos en Instagram pensaron que estaba en Egipto.

En una galería de mapas puedes ver cómo se creía que era el mundo hace muchos años. Otra colección de sarcófagos romanos y estatuas se puede apreciar en el Museo Chiaramonti, con artistas famosos como Vincent van Gogh, Paul Gauguin, Marc Chagall, Paul Klee, Salvador Dalí y Pablo Picasso.

Correos en El Vaticano

Desde el 1 de junio de 1929, El Vaticano es miembro de la Unión Postal Universal. Una de las cosas más curiosas que puedes hacer dentro del museo es comprar una postal y mandarla por correo. Hice el ejercicio de escribirle una carta a mi abuela, que tomó poco más de un mes en llegar. El Vaticano vende sus propias estampillas.

La Plaza y Basílica de San Pedro

Probablemente la foto más representativa de El Vaticano ha sido tomada desde el domo de la Basílica de San Pedro. Nos fue imposible subir, ya que no era verano aún. Además, estaban cerrando la entrada cuando llegamos. La Plaza y Basílica de San Pedro cubre un 20% del territorio del minúsculo país.En el siglo XV, el papa Nicolás V solicitó a Bernardo Rosellino (en 1452) que empezara la Basílica de San Pedro. Luego murió y no fue hasta 1626 que finalizaron las obras, luego de que el Papa Paulo V vendiera indulgencias. Esta Basílica es el templo religioso más importante del catolicismo.La plaza fue diseñada por Lorenzo Bernini a iniciativa del Papa Alejandro VII para que la mayor cantidad de personas tuvieran oportunidad de ver al Papa ofreciendo la bendición. Su centro alberga dos fuentes y un monumental obelisco de 25 metros de alto, con un peso de 327 toneladas.

El obelisco data del año 30 A.C. Fue traído a Roma desde Egipto para colocarlo en un circo.En 1586, el Papa Sixto V lo ubicó frente a la basílica para conmemorar la muerte de San Pedro, que murió crucificado en el Circo de Nerón. San Pedro fue discípulo de Jesús y es considerado como el primer Papa de la Iglesia Católica.

La isla de vidrio

Publicado por : Úrsula Kiener/ 443 0

Si visitas Venecia, puedes ir a una cantidad de islas que están cerca, incluyendo Murano, Burano y Torcello. Para movilizarte por Venecia, debes tomar taxis acuáticos llamados vaporettos. La línea 4.2 te lleva a Murano en cuestión de 40 minutos. Lo bueno es que el paseo es hermoso. Vas a pasar frente a la isla Cementerio de San Michele, llamada así por el monasterio que existió hasta que fue cerrado por los franceses bajo el mandato de Napoleón.

En la isla de Murano hay varias paradas de vaporetto, todas bastante cerca.

Historia de Murano

Murano no es una isla, sino una aglomeración de siete islas conectadas por puertas que cruzan ocho canales. Es similar a Venecia en estructura, solo que más chica y con canales más anchos.

La producción de vidrio data desde el siglo X en Venecia. Dado que la mayoría de los edificios de aquella época eran de madera, el gobierno reconoció el peligro que producían los hornos abiertos necesarios para hacer el vidrio.

En 1291 se expidió un decreto para que todos los productores de vidrio se mudasen a Murano. La industria prosperó a medida que se empezó a exportar y la reputación de calidad creció. Al principio, la isla producía más que todo perlas de vidrio y espejos (eran los únicos que sabían cómo hacerlos). Los paneles de vidrio para ventanas hechos en la isla eran los más grandes y transparentes de toda Europa. Luego empezaron a producir candelabros.

Por supuesto, todos querían el famoso cristal, incluyendo los palacios y las mansiones europeas. Los artesanos tenían beneficios que no tenían las otras personas, incluyendo impunidad y el derecho a usar espada. Para el siglo XIV, las hijas de los fabricantes de vidrio podían casarse con las familias adineradas de Venecia.

Para mantener el monopolio, se decidió que ninguno de los fabricantes podía mudarse. De esta forma, los secretos de sus técnicas permanecían en la isla. Pero todo fue en vano. Entre el siglo XVI y XVIII, la industria del vidrio se desarrolló en Europa y comenzaron a llegar piezas procedentes del Lejano Oriente. Esto precipitó el declive de la isla y el cierre de sus fábricas. En el siglo XVI, 30 mil personas vivían en Murano; en la actualidad, solo residen 6,966. Cinco millones de turistas reciben a los visitantes.

Renacer

Setecientos años de historia haciendo piezas únicas de cristal es algo de interés turístico. Algunas fábricas ofrecen tours gratuitos.

Si compras cristal de Murano debes tener bastante cuidado, ya que muchas piezas, aún en Murano, son en realidad imitaciones chinas. Puedes exigir un certificado de autenticidad, investigar al artista o revisar los precios. Si es muy barato, definitivamente que no es de Murano.

El canal principal a lo largo se llama “Fondamenta dei Vetrai” y está lleno de tiendas a ambos lados. Puedes entrar y ver las coloridas piezas. La otra alternativa es ir directo donde algún artista.

¿Qué ver en Murano?
Si te bajas en la primera parada, vas a ver el hotel LeGare, que es parte de la cadena Sofitel. Nos encantaron sus lámparas que parecían bailar.

De allí puedes caminar hasta que veas el Museo del Vetro Murano. Este museo fue fundado en 1861 en el antiguo palacio de los obispos de Torcello. Posee piezas que van desde los egipcios a la era actual. La invención del vidrio se remonta al antiguo Egipto, y la técnica de soplado probablemente fue inventada en Babilonia.

El edificio más importante es la basílica de los Santos María e Donato. Originalmente fue construida en el siglo VII, siendo reconstruida en varias oportunidades. Lo que se puede ver actualmente data del XIII.

El mosaico de la Virgen María en un fondo de oro es de estilo bizantino y data de esa era, al igual que el piso. Se dice que esta iglesia tiene los huesos del dragón asesinado por San Donato, en el siglo IV.

Otro edificio impresionante es el “Palazzo Da Mula”, construido en el siglo XIII. Este edificio municipal es el único recuerdo en Murano de la arquitectura gótica popular de Venecia en esa era.

Cristalería de lujo

Seguimos por las calles y cruzamos al Campo Santo Stefano. En esta plaza vas a ver la Torre dell’Orologio (Torre del reloj) construida en el siglo XIX. Justo frente a la torre se levanta una gigantesca estrella azul confeccionada de cristal de Murano por el artista Simone Cenedese. Su obra se llama “Comet Glass Star” y fue trabajada para celebrar la Navidad en el 2007. Junto a la obra hay una placa que reza: “Hay una parte de mí en cada pieza mía, hay fragmentos de estrellas diseminados por todo el universo”.

Puedes caminar hasta el final para llegar al Faro di Murano, de 35 metros (115 pies) y que fue construido en los años treinta, con piedra de Istria. Hasta los sesenta funcionó con gas. En esa zona se encuentra una escultura y una parada de vaporetto. Para ir a Burano debes tomar el vaporetto desde esta parada.

Si deseas pasar más tiempo en Murano, puedes quedarte en unos de los hoteles que salen en Booking.

Un ‘Eurotrip’ sin complicaciones

Publicado por : Mónica Conde/ 397 0

Hacer un ‘Eurotrip’ por primera vez puede ser emocionante y estresante. Por esto te compartimos algunos datos y consejos que pueden ser de mucha ayuda en tu viaje.

El primer paso de la travesía es organizar el viaje, y para eso debes tener claro qué ciudades quieres conocer, qué lugares te gustaría visitar e incluso qué platos típicos de cada ciudad te gustaría probar ¿Quieres probar la original pasta italiana, la paella española o los famosos gofres (waffles) belgas? Todo esto es importante a la hora de planificar el viaje.

Llegó la hora de buscar vuelos para “cruzar el charco”. Existen varios buscadores de vuelos en internet, como Skyscanner o eDreams, en donde puedes comparar los precios de los pasajes a distintas ciudades. Los vuelos a algunas capitales como París, Ámsterdam y Barcelona, por lo general son más económicos, por lo tanto, estas son buenas opciones para empezar el Eurotrip.

Cuando ya hayas decidido tu ciudad de partida, puedes comenzar a organizar el circuito con la ayuda de un mapa, eligiendo las ciudades más cercanas que te interese visitar. Nosotros decidimos hacer un trip de capitales recorriendo Madrid, París, Bruselas, Ámsterdam, Berlín, Viena y Roma y aprovechando la parada en esta última decidimos conocer un poco más de Italia recorriendo también Florencia, Venecia y Milán. También hay aplicaciones de viaje, como Sygic Travel, que te ofrecen circuitos e itinerarios ya hechos y te proponen sitios para visitar en cada ciudad.

En esta etapa, es momento de comprar los traslados internos. Aquí también puedes usar los buscadores de vuelos que mencionamos anteriormente pero una excelente opción es GoEuro, que te permite comparar los tiempos de viaje y precios de aviones, trenes y buses.

La mejor opción son los trenes cuando los recorridos terrestres son cortos y las aerolíneas de bajo costo para viajar entre ciudades más lejanas. Para estas últimas debes tener ciertas consideraciones, ya que cada aerolínea tiene sus restricciones. Te recomendamos viajar solo con equipaje de mano, ya que el equipaje en bodega tiene un costo adicional y al viajar sin equipaje facturado demoras menos para salir del aeropuerto. También debes investigar si las ciudades que visitarás pertenecen al espacio Schengen, que es el territorio europeo en el que no existen controles fronterizos. Si visitarás países o ciudades fuera de este, debes asegurarte de cumplir con posibles requerimientos migratorios como visas o permisos.

Una parte esencial del viaje, es reservar los alojamientos. Para encontrar las mejores opciones, busca en aplicaciones y plataformas online, como Booking, Airbnb e incluso Couchsurfing, que te permiten alojarte gratuitamente y socializar con nativos de otros países. Eso sí, hazlo con suficiente tiempo de anticipación ya que los precios suben y la disponibilidad baja al acercarse la fecha del viaje. En algunas plataformas puedes conseguir hospedaje en hostales y apartamentos con todas las facilidades a muy buenos precios.

Lee muy bien las condiciones de los hospedajes, por ejemplo, si el baño es individual o compartido, las horas de entrada y salida y en el caso de los apartamentos verifica si estás alquilando una habitación o el apartamento completo.

El transporte público en Europa es muy eficiente. La mayoría de las ciudades tienen metro, en el cual te puedes mover con toda libertad a los principales lugares, incluyendo los puntos turísticos. Cuando llegues a cada ciudad, investiga las líneas de metro, buses o tranvía que te pueden resultar convenientes, y ten siempre en cuenta los horarios. También puedes aprovechar los bonos de transporte que te ofrecen cierta cantidad de viajes o hasta viajes ilimitados por día, en lugar de pagar pasajes individuales. Te recomendamos tener mapas en tu celular. Algunas aplicaciones como Sygic Travel y Maps.Me te permiten descargarlos para poder acceder a ellos sin conexión.

A la hora de comer, es bueno que tengas una idea de las mejores comidas y bebidas de cada ciudad, y que también investigues sobre las costumbres del país. En España en el verano si comes en las terrazas de los restaurantes en lugar de adentro, el precio sube; en Italia, pedir algo a la mesa es más caro que pedir en la barra; y en muchos lugares el agua y el pan que te ponen en la mesa tienen un costo. También puedes pedir recomendaciones a las personas locales o a los anfitriones de tu alojamiento. No tengas miedo de comer en puestos de comida; en muchas ocasiones estos te ofrecerán la experiencia culinaria más autóctona, como esas deliciosas papas fritas con salsas en el área de la Gran Plaza de Bruselas.

Estos son datos importantes, así que #PelaElOjo:

Planifica con tiempo y reserva con anticipación tus pasajes y alojamientos. Para que tengas una idea del presupuesto, con menos de $3000 nosotros logramos hacer un excelente viaje de 22 días.

No tengas miedo de pedir ayuda. ¡Preguntando se llega a Roma… y a París, y a Milán!
Procura que los traslados entre ciudades sean en horas de la mañana, para aprovechar mejor el día.

Para visitar museos o atracciones turísticas muy famosas, como la Torre Eiffel, compra las entradas por adelantado online para evitar las largas filas, y llega temprano. También puedes comprar paquetes de entradas a varias atracciones por un precio menor que el de las entradas individuales.
Si no cuentas con mucho tiempo, usa los buses turísticos ya que te llevarán a los principales sitios para visitar. Guarda el boleto, ya que muchas compañías ofrecen descuentos al presentarlo en la siguiente ciudad.

Busca alojamientos donde puedas lavar y secar ropa, para reducir tu equipaje.
Compra un seguro internacional por la duración de tu viaje, “viajero precavido vale por dos”.
Te recomendamos no cambiar tu moneda a la del país que visitas. Si tienes tarjetas Visa, puedes retirar efectivo de los cajeros y en la mayoría de los casos es más barato que las comisiones por cambio de moneda. Además, en casi todos los sitios puedes pagar con tarjetas de crédito.
Tómale fotos a todo, ¡es tu derecho como viajero!

Caminando sin apuros por París

Publicado por : Cibeles De Freitas/ 699 1

Después de conocer el maravilloso norte de Francia regresar a Paris fue una delicia. Ahora tenía por delante varios días para recorrer con calma cada esquina que quisiera visitar, y es que París se conoce mejor perdiéndose en sus calles, hablando con su gente y caminando.

Para llegar a los lugares ve en metro, si te vas a quedar varios días tienen paquetes de 10 pases en adelante es mejor comprarlos así y no uno por uno. Puedes bajar un app o conseguir tu mapa a la antigua, yo me voy por la segunda opción, y lo mejor es preguntar a los locales como llegar a tu lugar meta y marcarlo en el mapa, luego en el mismo metro seguir las indicaciones de las diferentes estaciones, no es tan complicado pero presta atención porque te puedes perder.

La mejor salida para comenzar es hacerlo por la estación de Trocadero allí asomas la cabeza y ves la Torre Eiffel en todo su esplendor, es el punto para tomar fotos más concurrido, la mayoría de las más bellas imágenes con la torre son allí, me tocó ver tres diferentes novias haciendo sus sesiones, y pude disfrutar del lugar en 2 ocasiones, la primera temprano donde desayuné un crepe de Nutella que los venden allí mismo, me deleité con la hermosa vista y me tomé mil fotos. Pero el espectáculo más increíble es en la noche, eran las 9 y estaba tan claro como las 3 de la tarde, como una hora después empezó a anochecer y la torre se empieza a iluminar poco a poco hasta terminar en todas las luces parpadeando, simplemente mágico. Por todos lados hay señores que te venden champaña y vinos y la gente se acomoda en la hierba o por donde quiera a esperar el momento. DIVINO.

Otro punto que hay que visitar es el monumento nacional y el centro de todo: el Arco del Triunfo. Puedes subir y apreciar las mejores vistas desde arriba, conocer su museo o simplemente apreciarlo desde afuera en todos sus ángulos. Desde allí empiezas a caminar por la avenida más larga de todo Paris, los Campos Elíseos, en ambos lados de la calle están las mejores tiendas de marca, hoteles de lujo, restaurantes con las famosas mesas que miran hacia al frente para disfrutar del ambiente que es delicioso. Allí te puedes pasar todo el día hasta llegar al final que es la Plaza de la Concordia y doblar a la derecha para encontrarte con la vista más preciosa del Río Sena. Y es que por donde lo mires cada de rincón de la ciudad parece una fotografía o parte del guión de una película, contigo en ella.

Prepara tu ojos y alma para el Museo del Louvre, desde afuera con su icónica imagen hasta entrar a conocer las colecciones de arte más famosas es llenarte de cultura, es tan grande que se necesitan 2 días para recorrerlo completo, yo aconsejo hacerlo en un día buscando lo que más te gusta. Por supuesto lo más visitado es el cuadro de Leonardo Da Vinci (conocí su casa, ahora museo para visitar, en Amboise) La Mona Lisa o La Gioconda, está rodeada de gran seguridad y la puedes ver a una distancia de 4 metros, realmente es un cuadro pequeño pero tan impresionante como lo imaginas.

Ese mismo día fui a La Catedral de Notre Dame con su impactante fachada gótica y sus torres con 69 metros de altura es uno de los imperdibles en tu viaje, para entrar hay que tomar turno, puedes ir temprano ver la hora que te toca y dar un paseo y regresar o por las largas filas es mejor comprarlas en línea.

Hay tantos lugares y actividades que puedes escoger ir al Barrio Latino a comerte un helado con forma de flor, tomar un barco y pasear por el Sena e ir conociendo los puente históricos, admirar la Opera de París o subir al mirador de las Galerías Lafayette, totalmente gratis, y si quieres tomar algo en el bar que queda allí mismo o ver el Palacio de Versalles con sus bellos jardines. Es una ciudad que simplemente enamora y siempre, siempre…nos quedará París.

Roland Garros y el París bohemio de Montmartre

Publicado por : Cibeles De Freitas/ 515 0

Luego de terminar de conocer el norte de Francia llegamos a París, teníamos unos 6 días para recorrerlo a gusto y varias opciones para escoger. Entre esas asistir a uno de los 4 Grand Slam de Tenis: el famoso Roland Garros, que junto a Wimbledon, el abierto de Australia y el de Estados Unidos son los más importantes del mundo.

Tengo una confesión…yo no sabía mucho de tenis, bueno en verdad casi nada y haber estado en el complejo que alberga este torneo fue sumamente interesante. Es anual durante los meses de mayo y junio y es una mini ciudad, con varias pistas con diferentes capacidades para el público, tiendas de marcas de lujo, restaurantes, áreas de descanso, pantallas gigantes por todos lados y miles de personas unidas por esa pasión.

La entrada tiene un precio muy decente que te da acceso a la mayoría de las pistas excepto dos, la Philippe-Chatrier y la Suzanne-Lenglen, llamada así en honor a la tenista francesa, la primera mujer en hacerse una profesional del tenis, para entrar en ellas hay que pagar adicional o acomodarse en la parte de afuera y verlo en pantallas led.

 

Ya estábamos allí y yo no me iba a perder a Rafa Nadal, quien por cierto es el que más Roland Garros ha ganado en la historia, y pues lo vi muy cerca, es impresionante su desempeño y disciplina, sentir la tensión en los observadores es simplemente emocionante.

Y si, aprendí mucho y ahora soy una nueva fanática de Nadal y de este deporte, muy fácil de ver pero difícil y sacrificado de practicar, al igual que el boxeo o golf no tienes un equipo de respaldo eres tu contra la competencia, la concentración es vital por eso en cada juego el silencio de los asistentes se puede cortar con cuchillo.

Es toda una experiencia que si se tiene la oportunidad de realizar, la recomiendo 100%, pero compre sus boletos a los juegos estelares este año porque se venden muy rápido y quizá tenga la oportunidad de ver en acción a Federer, Sharapova o alguna de las hermanas Williams, ah y caminando por los Champs Elysees me encontré a la tenista Garbiñe Muguruza campeona del Roland Garros 2016 cuando venció a Serena Williams que era en ese momento la número 1 del mundo, por allí tengo la foto con ella, y es que todo Paris se viste de apoyo al Roland Garros, la Torre Eiffel lució una pelota de tenis gigante en todo el centro de su estructura y mucho más este año 2018 en que se conmemoran 100 años de la muerte de Roland Garros, quien por cierto amaba el tenis pero nunca lo practicó, realmente fue piloto de avión, de hecho el primero en cruzar el mediterráneo sin hacer ninguna parada.

Como mezcla maravillosa al día siguiente Europamundo, nuestro tour operador, nos llevó a un lugar que me dejó con ganas de mucho más: Montmartre. Allí se respira arte, arte y más arte. Desde que llegas la música está en el ambiente, un hombre tocando con un acordeón La Vie en Rose llena de nostalgia el aire.

Ubicado en una colina puedes subir las largas escaleras o utilizar el funicular (los boletos que se utilizan en el metro sirven para el funicular) al adentrarte en su calle principal cientos de pintores exponen sus creaciones, algunos se te acercan para hacerte un retrato en menos de 5 minutos, el talento es lo que sobra en esculturas, música y cultura. No es de extrañar que su atmósfera haya atraído a tantos pintores que vivieron y se inspiraron en sus calles, Van Gogh, Pablo Picasso, Renoir, Matisse, Modigliani y hasta la mítica Edith Piaf son solo algunos de los que se rindieron ante sus encantos.

Sus calles pintorescas, restaurantes, bares donde imagino a todos esos artistas en largas tertulias políticas y culturales me embriagan la mente. Es un hervidero de inspiración, me vi a mí misma pasando allí un par de semanas simplemente escribiendo y tomando vino tinto.

La Basílica del Sagrado Corazón con su gran cúpula, la gran vista de todo Paris y el río Sena a sus pies hacen que sea un punto obligado para fotos o pasar un rato admirando la ciudad. También es una buena idea, al bajar, pasar por el famoso Moulin Rouge el cabaret de la Belle Epoque con su gran molino rojo en la entrada, las presentaciones son de noche tipo 7:30 p.m. pueden pasar todo el día en la colina y culminar allí viendo el espectáculo y tomando champaña.

Entre el ambiente bohemio de Montmartre y la acción del tenis, París destaca como un destino inolvidable. En la próxima entrega más de este maravilloso lugar, gracias a Contactos Representaciones en Panamá por su organización en este viaje.

El norte de Francia enamora

Publicado por : Cibeles De Freitas/ 665 0

Al pensar en Francia lo primero que nos viene a la mente es la Torre Eiffel, el Museo del Louvre, el Arco del Triunfo entre muchos otros lugares de ensueño pero el norte es otra cosa. Nuestro recorrido estrella comenzó a dos horas de Paris en un pueblito de ensueño llamado Giverny, es pequeño en tamaño y grande en historia, es el lugar donde el gran pintor Claude Monet escogió para pasar la mayor parte de su vida hasta su muerte, con un imponente jardín con toda clase de flores, estanques, puentes japoneses, callejuelas en donde el artista se inspiró para muchos de sus cuadros, los más famosos son los de las Nympheas, flores acuáticas, que se pueden ver por todos lados. Su hogar es ahora un museo visitado por más de 600,000 personas al año y Giverny es recorrido por turistas que visitan sus galerías y beben una buena copa de vino es sus restaurantes.

Llegó el turno de conocer Rouen, la capital de Normandía, te recibe imponente su catedral al estilo gótico con bellos vitrales por dentro, das unos pasos y llegas a su calle central repleta de cafeterías y tiendas y en pleno centro está el Gran Reloj, una joya en plomo dorado, astronómico que da las fases de la luna, si sigues hasta el final te encuentras con la plaza donde fue quemada viva Juana de Arco, con los años fue canonizada y ahora es Santa Juana de Arco, paradojas de la vida.

Como estábamos en Normandía no podía faltar Arromanches un lugar muy frío y desde que vas llegando te sientes dentro de un cuadro, todo tan perfecto que parece de mentira. En ese lugar solo se respira historia, allí, en una de las playas del Canal de la Mancha fue el Desembarco de Normandía, un 6 de junio conocido como el día D durante la segunda guerra mundial, puedes observar el mar e imaginar todo o ir al museo del pueblo donde con lujo de detalles vas a ir hacia atrás en esos terribles momentos y comprender mucho su importancia.

 

Al día siguiente nuestra aventura nos llevó a Mont Saint Michel, es lo más increíble que han visto mis ojos, te quita el aliento ver esta especie de isla en medio mar coronada con una iglesia en lo alto, fue abadía, cárcel y el tercer destino de mayor peregrinación luego de Roma y Santiago de Compostela. Su belleza sirvió para inspirar el castillo que se ve en la película de Disney Enredados. Subirla cansa un poco pero vale la pena llegar hasta arriba y recorrer sus calles con calma para finalizar con una vista incomparable. Es idílico este lugar, hágase un favor y vaya a conocerlo.

Otros bonitos lugares son Saint Malo una ciudad portuaria con un casco antiguo amurallado lleno de lugares por descubrir caminando, en Angers se encuentra el Tapiz del Apocalipsis, el más grande de Europa, una obra de arte dentro de un castillo estilo fortaleza simplemente maravilloso. Villandry con su enorme castillo, tiene el jardín con huerto más lindo de todos los que vi, la cantidad de rosas en colores inimaginables son embriagadores, su olor se siente desde antes de entrar. Amboise fue otro lugar sumamente pintoresco y además tiene la ventaja que fue donde vivió Leonardo Da Vinci sus últimos años, su casa Le Chateau du Clos Luce es conocer a Da Vinci en su fascinante faceta como inventor, un hombre adelantado a su época, por solo 10 euros se puede conocer todos los rincones de su hogar.

Y finalizamos este paseo de cuatro días con broche de oro conociendo dos castillos, el primero el de Chenonceaux, de cuento de hadas, rodeado del río Cher y que perteneció a Catalina de Medici, por dentro los frescos resaltan su belleza y mirar a lo lejos desde su gran balcón es inspirador. Y es el turno del Castillo de Chambord, mi favorito, el más hermoso de todos y el más grande en el Valle de Loira, Leonardo Da Vinci estuvo involucrado en su diseño. Visitarlo por dentro es tan asombroso como por fuera, con sus 440 habitaciones y su iglesia de dos pisos es imposible quedar indiferente frente a tanta belleza.

Destino Estrella me llevó a soñar y enamorarme del norte de Francia y estoy segura que volveré. Gracias a Contactos Representaciones armar con tanto cariño y esmero este increíble tour, a Luftansa por llevarnos y Andrea Tudelas, mi compañera en este viaje, por las bellas fotos, en su vlog podrán ver todo esto en video. En la próxima entrega les contaré del Torneo de Tenis Roland Garros en París.

Reencuentro con los tulipanes

Publicado por : Úrsula Kiener/ 494 0

La primera vez que fui a Keukenhof fue en 1994. Además de ser panameña, también tengo ciudadanía suiza por parte de mi padre. Cuando era chica viajábamos mucho a Europa para visitar a su familia y como volábamos con KLM nos tocaba parar en Ámsterdam. Hace unos días mi abuela me dio unas cartas (¡si cartas!) que le escribía a ellos cuando estaba en mis viajes. Una de esas dice “Querido abuelo, vamos a Ámsterdam y vamos al canal y a ver el parque de las flores. Te quiere, Ursula”.

En Ámsterdam fue la primera vez que vi los tulipanes y quedé completamente enamorada de estas flores. Hasta el día de hoy siguen siendo mis flores favoritas. Y no hay mejor lugar para verlas que en el parque Keukenhof.

La tulipomanía

A pesar de que Holanda ha hecho muy buen trabajo asociando los tulipanes con su país, originalmente son de Turquía, que solía pertenecer al Imperio Otomano. Ellos consideraban la flor sagrada y servía para adornar los trajes de los sultanes. La palabra “tulipán” viene de la palabra para “turbante” en francés, turco y -originalmente- en persa.

En 1959, llegaron los tulipanes a Holanda, pero no fue hasta 1593 que empezaron a ser conocidos por el trabajo del botánico Carolus Clusius. Empezó a cultivar bulbos exóticos, siendo muy reservado con su trabajo. La curiosidad de la gente logró que alguien se metiera a su jardín de noche para robar algunos bulbos. Y así empezaron a reproducir la flor por todo el país, cuyo suelo arenoso resultó ser ideal para su crecimiento.

Parece que no soy la única encaprichada por los tulipanes. En la tulipomanía los variedades más raras reciben nombres de personajes ilustres. Esta costumbre todavía se conserva en el pasillo de la fama en Keukenhof, donde puedes ver nombres como “Vincent Van Gogh” o personajes más recientes como los ‘Telletuby’.

Durante la década de 1620 el precio de los tulipanes empezó a subir. en 1930 creció la especulación. El ingreso promedio era de 150 florines anuales, mientras que un bulbo de tulipán llegó a costar 6,000 florines en Haarlem. Cabe recordar que el florín fue la unidad monetaria de Holanda hasta la implantación del euro. 

La peste bubónica y la falta de mano de obra alzó los precios aún más en 1636. Se creó un mercado a futuro con bulbos que aún no habían sido recolectados. La venta de tulipanes se daba en tabernas y en la bolsa de valores. Finalmente en 1637 la burbuja explotó y las flores dejaron de valer de la noche a la mañana.

En Keukenhof hay una exhibición en el Pabellón Juliana que explica la tulipomanía del siglo 17. Asimismo, puedes pasar por el jardín histórico que cuenta los 400 años de cultivación de tulipanes en Holanda. Tiene variedades que datan del siglo 17 y 18.

Historia de Keukenhof

En el siglo 15 Keukenhof era un terreno de caza, que además proveía de hierbas, frutas y vegetales al castillo de Jacqueline, la Condesa de Hainaut. Su nombre proviene de esta actividad. Después que murió, el gobernador se tomó la propiedad y construyó en 1641 un castillo llamado Castle Keukenhof. La propiedad alcanzó 200 hectáreas (494.21 acres).

En el siglo 19, los nuevos dueños contrataron a los paisajistas que diseñaron Vondelpark, un parque público urbano de 47 hectáreas (120 acres) en Amsterdam. Finalmente en 1949 el alcalde de Lisse estableció un jardín para que los cultivadores de flores de Holanda pudieran mostrar sus híbridos de exportación. Este parque primaveral fue manejado inicialmente por 20 de los principales productores de bulbos de flores del país. Actualmente son 100 proveedores.

Keukenhof abrió sus puertas al público en 1950. Fue un éxito rotundo: 236,000 visitantes visitaron el parque durante el primer año.

El parque en la primavera

Keukenhof recibió 1.4 millones de visitantes en el 2017. De estos, 20% eran holandeses; 40% de países vecinos como Alemania, Reino Unido y Bélgica; 10% de Estados Unidos y 8% de China.

Visitar el jardín es súper fácil, ya que el sistema de transporte público de Holanda es demasiado eficiente. Nosotros fuimos el 23 de marzo del 2018, el día después que abrió el parque. Íbamos rumbo a Roma en KLM y teníamos una parada larga en Ámsterdam. Si tienes una parada de 6 horas o más es posible salir del aeropuerto y recorrer el jardín.

Pasamos por migración y apenas salimos vimos letreros (con tulipanes) por todos lados señalizando el punto de partida del bus que te lleva en 30 minutos directo del aeropuerto de Schiphol a Keukenhof. Puedes comprar un boleto combo que incluye el transporte y la entrada. Si tienes maletas de mano puedes dejarla en los casilleros gratuitos que ofrece el parque.

Este año, Keukenhof está abierto del 22 de marzo al 13 de mayo. El horario diario es de 8 a.m. a 7:30 p.m.

Visitar el parque es una buena experiencia familiar. Hay una zona de juegos bastante amplia, junto a un quiosco de comida. Además, hay un zoológico con ovejas, cabras, pavos, pollos y más. Un laberinto hecho con plantas te lleva a una torre de observación donde puedes ver los campos de tulipanes. Desafortunadamente, cuando fuimos aún no estaban floreando.

Hay diferentes pabellones con opciones de comida adentro y afuera. Con el frío que hacía, nadie estaba comiendo afuera, pero a mediados de abril debe estar repleto de gente. Se puede tomar licor en el parque y hay WiFi gratuito en todos los pabellones.

Si deseas pasar más tiempo, puedes quedarte en un hotel en Ámsterdam, Haarlem o Leiden.

Más de 7 millones de flores

Keukenhof solía ser el jardín de flores más grande del mundo, hasta que fue reemplazado por Dubai Miracle Garden. Se conoce como el Jardín de Europa y tiene más de 7 millones de flores sembradas en 32 hectáreas (79 acres).

Hay tres pabellones:

Oranje Nassau: con diferentes cortes de flores todas las semanas.

Beatrix: orquídeas y anturios.

Willem-Alexander: tulipanes, lirios, diferentes flores y plantas.

Los jardines muestran una colección de tulipanes, jacintos, narcisos, orquídeas, rosas, claveles, lirios, lirios y muchas otras flores. Los amantes de los tulipanes pueden ver más de 800 variedades de todos los colores. Muchas zonas del parque tienen fuentes, ríos y lagos, con cisnes y patos.

Algunas de las esculturas que puedes ver en Keukenhof:

Hay más de 9 millas (15 kilómetros) de senderos dentro del parque. Si deseas ir más rápido, puedes ser como los holandeses y alquilar una bicicleta en la entrada principal. Otra opción es tomar un bote para explorar los canales alrededor del parque que están llenos de campos con tulipanes. El recorrido tiene una duración de 45 minutos.

Una experiencia única es volar encima de los campos con tulipanes. Durante la temporada, el avión Royal DC-3 Dakota “Prinses Amalia” sale de Schiphol-Oost en un tour de 30 minutos. Hay disponibilidad los sábados y domingos, pero es necesario reservar con antelación.

Romance en las Flores

El jardín se remonta a 1857, durante el periodo romántico. El parque ha servido como escenario para miles de propuestas de matrimonios y encuentros de enamorados. Cada año, se escoge un tema diferente para las exhibiciones especiales. El tema del 2018 es “Romance en las flores”, con la que se conmemorará su versión número 69.

Abundan las rosas rojas, pero no estaban floreciendo cuando fuimos. Me gustaron dos exhibiciones que son las mejores para tomar fotos. La exhibición de Delft Blue (cerámica blanca con azul típica de Holanda) tiene una silla que te hace pensar que eres la reina de las flores. La porcelana está mezclada con las flores, además puedes ver los tradicionales zapatos de madera pintados en azul. Un molino en la parte de atrás permite que te tomes fotos en un barco.

La otra exhibición que me encantó fue el Jardín de los Rebeldes, que es una muy colorida. Tiene flamingos frente a un espejo que sirve de reflejo. Gnomos ocupan la parte de arriba de los módulos pintados de naranja o rosado. Una silla cubierta de mariposas es el punto preferido para tomar fotos, pero con un poco de creatividad este sitio es perfecto para poner en Instagram.

En Irlanda, siempre es un buen día para una Guinnes

Publicado por : Úrsula Kiener/ 336 0

Siempre había escuchado que la cerveza Guinness sabía mejor en Irlanda. La verdad es que no me gusta mucho esa cerveza, pero me encanta su excéntrico mercadeo, que no tiene nada que ver con la marca. Si visitas Dublín es obligatorio probar la cerveza insignia del país y eso mismo fue lo que hice. ¡Y es verdad, sí sabe mejor!

Parece que la diferencia en sabor no es un mito, sino una realidad. El Instituto de Tecnólogos de Alimentos hizo un estudio para ver si realmente había una diferencia en sabor. Treinta y tres ciudades en 14 países participaron, concluyendo que sí sabe mejor.

La cervecería principal de Guinness queda en St. James Gate’s, en la ciudad de Dublín. El extracto de hierba de Guinness sin fermentar se envía desde Dublín y se mezcla con cerveza elaborada localmente. La cantidad de alcohol varía según país. Puedes comprar la cerveza en más de 100 países a nivel mundial, pero sólo se prepara en 50.

Los países que más toman Guinness son: Reino Unido, Irlanda, Nigeria, Estados Unidos y Camerún. Aproximadamente 40% de la cerveza de la marca es producida y vendida en África.

Como se sirve la Guinness

Hay varios factores que pueden influenciar el sabor, incluyendo el hecho que la empresa manda a sus representantes cada tres semanas a los pubs afiliados para “lavar las líneas”. Si la línea esta limpia, la cerveza sabe mejor.

Para servir la cerveza perfecta hay que seguir el proceso de seis pasos que te enseñan en el tour de la cervecería. Esta doble servida fue inventada por el matemático- cervecero Michael Ash. Y debes tener paciencia porque servir con perfección puede tomar hasta 119.5 segundos.

Debes poner el vaso de pinta a 45 grados debajo del grifo para llenar 3/4 del vaso. Deja que repose antes que vuelvas a servir para llenar el vaso. Esto también funciona si estas sirviendo una Guinness de botella o de lata.
Muchos piensan que la cerveza es negra, pero si la ves de cerca realmente es un color rojo rubí oscuro. Esto ocurre por la cebada tostada, que le da su color distintivo. Además la cerveza tiene cebada malteada, lúpulo, levadura y agua. La parte de arriba es blanca por el nitrógeno que tiene la cerveza.
Otro invento de Michael Ash fue meterle nitrógeno a la cerveza en 1959. Las burbujas hechas por el nitrógeno son mucho más pequeñas que las del dióxido de carbono y le da un sabor más cremoso. Ya entiendo porqué la Guinness me supo a malteada.
Visita a Guinness Storehouse
En mi visita a Dublín me subí al bus turístico Hop On Hop Off, que tiene una parada en la fábrica de Guinness. El complejo cervecero es bien grande, pero sólo vas a entrar al Storehouse, que es un edificio de 7 pisos construido en 1904. El último piso tiene el gravity bar, que es el bar más alto de Dublín, con una vista panorámica de 360 grados de la capital de Irlanda. Para llegar a la parte de arriba primero debes hacer todo el tour.
Guinness Store fue inaugurado en el año 2000. Al entrar el visitante se topará con un enorme círculo con una copia del contrato firmado por Arthur Guinness, fundador de de la empresa, para alquilar el espacio por 9000 años a un costo de £45 anuales. En 1769, empiezan a exportar al Reino Unido y en 1778 comienzan a vender la cerveza oscura llamada “porter”.
En el primer piso te van a explicar todos los ingredientes utilizados para hacer la cerveza. Si tienes hambre puedes pasar al piso quinto para comer platos típicos irlandeses que utilizan la cerveza en su elaboración.
La empresa alcanzó su punto pici en los 1930, cuando daba trabajo a 5000 trabajadores. Con la automatización ahora emplean a 600, pero todavía producen 2.5 millones de pintas de stout por día.
El visitante aprenderá a servir la pinta perfecta en el Guiness Academy, que incluye un certificado. Los fans de la cerveza pueden comprar algún recuerdo en la gigantesca tienda de souvenirs. Aunque no se tan fanático, es muy fácil salir con algo de la tienda. Compré unas bolsas de esas para llevar al supermercado, una camisa y un imán para la nevera.
Mercadeo muy inusual
El logo de Guinness es una de las pocas cosas que hace sentido, ya que fue tomado de la Arpa de Trinity College. Las arpas están asociadas con Irlanda desde los tiempos de Henry VIII (1509-1547). Incluso la puedes encontrar en el escudo irlandés. La única diferencia es que en el escudo mira a la izquierda mientras que el lago mira a la derecha.
No siempre fueron genios en el mercadeo. Antes de 1930 era puro “boca a boca”, pero sus ventas bajaron y les tocó empezar a darse a conocer. Benson S.H. estuvo encargado de la publicidad en esos tiempos, que era creada principalmente por el artista John Gilroy. Utilizaba animales que no se encontraban en Irlanda: canguro, avestruz, foca, león y notablemente un tucán. Los artes eran sencillos y usaban frases como “Día precioso para una Guinness” y ”Guinness te hace fuerte”.
A través de los años la empresa ha ganado muchos premios por su publicidad que, a pesar que es muy creativa, tiene poco que ver con el producto, un poco como Coca-Cola. Hay una sección completa en Guinness Storehouse que muestra la evolución del mercadeo.
Si la marca es asociado con el libro de récords mundiales, esto no es coincidencia, ya que la idea fue creada en 1955 por Sir Hugh Beaver, entonces el director gerente de la cervecería.
Planes a futuro
Diageo, la empresa que compró Guinness, recientemente lanzó un plan para renovar los edificios históricos que están dentro del complejo cervecero: cinco hectáreas serán desarrolladas, que incluyen la primera “vat house” de Guinness, construida en 1798, y la sala n. ° 2, que fue la cervecería más grande del mundo a principios del siglo 20.
Este espacio urbano va a incluir una mezcla de residencial (incluyendo interés social), comercial y vacacional. El proyecto ha sido llamado por los locales la “Ciudad Guinness”.
Gravity Bar también será ampliado, con un costo de €16 millones ($18.3 millones). De seguro conseguirán el retorno de su inversión en muy poco tiempo. En el 2016, Guinness Storehouse recibió 1.6 millones de turistas, lo que lo convierte en el sitio más visitado en todo el país. La remodelación va a incluir un segundo bar que será adjuntado al primero y que sólo tiene espacio para 250 personas. Esto permitirá que 500 turistas estén tomando cerveza negra a la vez.