Tierra de cumbia, bollo y piñas

Publicado por : Úrsula Kiener/ 637 0

En el corregimiento de Hurtado, en La Chorrera, se encuentra la finca Verba Odrec, dedicada a la producción de piñas. Cuando un capitalino piensa en esta zona del país, a su mente vienen imágenes de residencias. No evoca ni producción agrícola ni turismo. Pero la realidad es que son actividades que compiten, aunque las viviendas representan un mejor negocio. Las tierras son fértiles, con varias fincas aptas para hacer agroturismo, a menos de una hora de la ciudad de Panamá.

La Chorrera, famosa por sus piñas

A pesar de los retos por el alto precio de las tierras y la mano de obra, sumado al desafío del cambio climático, la piña sigue siendo una de las frutas que más se exporta desde Panamá. La piña y el banano se disputan el primer y segundo lugar, y pueden ser producidas todo el año. Otras frutas tropicales, como la sandia y el melón, solo tienen temporadas de cosecha de cuatro meses.

Las tierras de La Chorrera son sumamente fértiles para su producción, que abarca unas 1,666 hectáreas, distribuidas entre los corregimientos de Herrera, Mendoza, La Represa, Hurtado, Amador y El Arado. Actualmente, un 80% de las piñas producidas se exportan, mientras que el 20% permanece en el mercado local, que ahora compite con piñas importadas desde Costa Rica, luego del tratado de libre comercio.

La variedad que se siembra es la M2 Golden, que justamente trajeron de Costa Rica a sugerencia de los dueños de Verba Odrec. Esta semilla produce piñas con un grado promedio de 14 Brix (índice de dulzura), que es cotizado en mercados internacionales. Gracias a estas piñas dulces, Panamá ha podido exportar a destinos exóticos como Holanda, España, Alemania, Estados Unidos, Turquía, Dubái y Corea del Sur.

Finca pionera

Entre los 135 productores de piña en La Chorrera, se destaca la finca Verba Odrec, cuyo nombre, admito, me costó memorizar. Llegamos en menos de una hora desde la ciudad de Panamá (60 kilómetros). La carretera está en buenas condiciones, por lo que no se requiere de un 4×4. El Waze fue de mucha ayuda. Acompañamos a los amigos de “Finca TV”, que también estaban interesados en grabar un reportaje.

Desde el inicio de la década de los setenta, la familia Barrios Vergara es dueña de la finca de 160 hectáreas. Inicialmente criaban puercos y pollos, pero al final de los noventa decidieron cambiar la producción a piñas.

Edna Barrios de Vergara organizó a los productores de la zona en la Asociación de Exportadores de Piña de Panamá (AANPEP). Su planta es muy moderna. Ahí se ayuda a más de 50 productores a empacar sus piñas, para que sean aptas para la exportación.

Son 133 hectáreas en cultivo tradicional, pero de forma moderna, con sistema de goteo. Se está reservando una zona para el cultivo orgánico. De esta forman, podrán competir en un mercado que está creciendo muchísimo.

Exportan la mayor parte de su producción. El resto es recogido en carros para su venta en el mercado de abastos y otros sitios. Sus clientes internacionales les solicitaron productos con valor agregado, como jaleas y deshidratados, que son preparados de manera artesanal. La meta es conseguir la certificación del Ministerio de Salud. Los futuros visitantes podrán aprender estas técnicas.

Agro turismo de piñas

Para visitas, se debe reservar con anticipación al correo “ hipolito@verbaodrec.com”. Los grupos deben ser de ocho personas o más. En caso de ser menos personas, se deben agregar a los tours ya programados. Los miércoles siempre hay recorridos. Están considerando si el viernes se establece un día del fin de semana para comercializar productos del mercado local.

 

Todo inicia en la planta empacadora, con el lavado de la piña, la selección, empaque y la ubicación en el cuarto frío. El proceso de estiva involucra colocar una caja sobre otra. Si es aéreo, son 45, y si es marítimo, son 80, en palés colocadas en grupo de cinco cajas por línea. Es posible pasear por la finca en un grillo con carreta, con el logo de “La Doña”, marca que usan para exportar.

La Doña es una referencia cariñosa a Edna, la propietaria.

Las distintas actividades incluyen la siembra, preparación, deshije de semillas y cosecha. Hace mucho calor, así que se recomienda llevar crema de sol, lentes y gorra. Lo bueno es que mientras se pasa por la plantación, es posible recoger piñas, cortadas con machete. Las más dulces son las pequeñas amarillas.

Un manantial con unos ojos de agua se está adecuando para las visitas. Luego vas a pasar por el sector de los árboles frutales, que incluye maracuyá, carambolas, pitayas, guanábana, limones, guayabas, papayas, yucas y otros cultivos. La idea es que los visitantes puedan apreciar las frutas y tubérculos tropicales. El día de nuestra visita habían muchas frutas, así que nos regalaron para llevarnos a casa.

Al final terminas en vivienda techada y abierta, que será el escenario de una degustación de frutas y jugos, que forma parte del paquete. Es posible incluir un almuerzo en la visita por día, pero hay que avisar.

La idea es que los visitantes puedan apreciar las frutas y tubérculos tropicales. Habían muchas frutas, así que nos regalaron para llevarnos a casa”.

La isla de vidrio

Publicado por : Úrsula Kiener/ 443 0

Si visitas Venecia, puedes ir a una cantidad de islas que están cerca, incluyendo Murano, Burano y Torcello. Para movilizarte por Venecia, debes tomar taxis acuáticos llamados vaporettos. La línea 4.2 te lleva a Murano en cuestión de 40 minutos. Lo bueno es que el paseo es hermoso. Vas a pasar frente a la isla Cementerio de San Michele, llamada así por el monasterio que existió hasta que fue cerrado por los franceses bajo el mandato de Napoleón.

En la isla de Murano hay varias paradas de vaporetto, todas bastante cerca.

Historia de Murano

Murano no es una isla, sino una aglomeración de siete islas conectadas por puertas que cruzan ocho canales. Es similar a Venecia en estructura, solo que más chica y con canales más anchos.

La producción de vidrio data desde el siglo X en Venecia. Dado que la mayoría de los edificios de aquella época eran de madera, el gobierno reconoció el peligro que producían los hornos abiertos necesarios para hacer el vidrio.

En 1291 se expidió un decreto para que todos los productores de vidrio se mudasen a Murano. La industria prosperó a medida que se empezó a exportar y la reputación de calidad creció. Al principio, la isla producía más que todo perlas de vidrio y espejos (eran los únicos que sabían cómo hacerlos). Los paneles de vidrio para ventanas hechos en la isla eran los más grandes y transparentes de toda Europa. Luego empezaron a producir candelabros.

Por supuesto, todos querían el famoso cristal, incluyendo los palacios y las mansiones europeas. Los artesanos tenían beneficios que no tenían las otras personas, incluyendo impunidad y el derecho a usar espada. Para el siglo XIV, las hijas de los fabricantes de vidrio podían casarse con las familias adineradas de Venecia.

Para mantener el monopolio, se decidió que ninguno de los fabricantes podía mudarse. De esta forma, los secretos de sus técnicas permanecían en la isla. Pero todo fue en vano. Entre el siglo XVI y XVIII, la industria del vidrio se desarrolló en Europa y comenzaron a llegar piezas procedentes del Lejano Oriente. Esto precipitó el declive de la isla y el cierre de sus fábricas. En el siglo XVI, 30 mil personas vivían en Murano; en la actualidad, solo residen 6,966. Cinco millones de turistas reciben a los visitantes.

Renacer

Setecientos años de historia haciendo piezas únicas de cristal es algo de interés turístico. Algunas fábricas ofrecen tours gratuitos.

Si compras cristal de Murano debes tener bastante cuidado, ya que muchas piezas, aún en Murano, son en realidad imitaciones chinas. Puedes exigir un certificado de autenticidad, investigar al artista o revisar los precios. Si es muy barato, definitivamente que no es de Murano.

El canal principal a lo largo se llama “Fondamenta dei Vetrai” y está lleno de tiendas a ambos lados. Puedes entrar y ver las coloridas piezas. La otra alternativa es ir directo donde algún artista.

¿Qué ver en Murano?
Si te bajas en la primera parada, vas a ver el hotel LeGare, que es parte de la cadena Sofitel. Nos encantaron sus lámparas que parecían bailar.

De allí puedes caminar hasta que veas el Museo del Vetro Murano. Este museo fue fundado en 1861 en el antiguo palacio de los obispos de Torcello. Posee piezas que van desde los egipcios a la era actual. La invención del vidrio se remonta al antiguo Egipto, y la técnica de soplado probablemente fue inventada en Babilonia.

El edificio más importante es la basílica de los Santos María e Donato. Originalmente fue construida en el siglo VII, siendo reconstruida en varias oportunidades. Lo que se puede ver actualmente data del XIII.

El mosaico de la Virgen María en un fondo de oro es de estilo bizantino y data de esa era, al igual que el piso. Se dice que esta iglesia tiene los huesos del dragón asesinado por San Donato, en el siglo IV.

Otro edificio impresionante es el “Palazzo Da Mula”, construido en el siglo XIII. Este edificio municipal es el único recuerdo en Murano de la arquitectura gótica popular de Venecia en esa era.

Cristalería de lujo

Seguimos por las calles y cruzamos al Campo Santo Stefano. En esta plaza vas a ver la Torre dell’Orologio (Torre del reloj) construida en el siglo XIX. Justo frente a la torre se levanta una gigantesca estrella azul confeccionada de cristal de Murano por el artista Simone Cenedese. Su obra se llama “Comet Glass Star” y fue trabajada para celebrar la Navidad en el 2007. Junto a la obra hay una placa que reza: “Hay una parte de mí en cada pieza mía, hay fragmentos de estrellas diseminados por todo el universo”.

Puedes caminar hasta el final para llegar al Faro di Murano, de 35 metros (115 pies) y que fue construido en los años treinta, con piedra de Istria. Hasta los sesenta funcionó con gas. En esa zona se encuentra una escultura y una parada de vaporetto. Para ir a Burano debes tomar el vaporetto desde esta parada.

Si deseas pasar más tiempo en Murano, puedes quedarte en unos de los hoteles que salen en Booking.

La huella de Ganesh

Publicado por : Úrsula Kiener/ 537 0

Si te quedas en Ubud, Indonesia, debes visitar Goa Gajah, que está ubicada a seis kilómetros del centro, en un pueblo que  llamado Bedulu.

En la parte de afuera del sitio hay un mercado con puestos para los turistas. Es posible que los vendedores locales te acosen un poco para que adquieras un sarong —pieza larga de tejido que se ciñe alrededor de la cintura— con el que cubrirte las piernas. Es posible elegir entre atractivos modelos. También se puede rentar uno en la entrada.

Baño de suerte

El templo de Goa Gajah abre a diario, de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. Apenas bajas las escaleras puedes apreciar una vista genial, una panorámica ideal para plasmarla en fotos.

Al arribar a la zona principal se pueden encontrar dos piscinas con poca agua. Cada una con tres estatuas de mujeres de grandes senos y cubiertas con un sarong blanco con amarillo. De un recipiente sale agua, como de una fuente. Se dice que las estatuas son de ángeles, de acuerdo con la mitología hindú.

Esta parte del templo en Ubud fue descubierta en 1954, cuando fue excavada y restaurada. Ahí arriban los visitantes en busca de fortuna, para lo que deben mojarse con un poco de agua extraída del río Petanu.  Goa Gajah fue erigido en un sitio donde confluyen dos ríos.

La cueva de los elefantes

¿Por qué a Goa Gajah se le conoce como el “templo del elefante”? Es un nombre realmente curioso, sobre todo si se toma en cuenta que en los alrededores del templo no se avista elefante alguno. Solo están representados en una efigie o estatua. Hay quien asegura que el nombre proviene del mismo río, ya que anteriormente era conocido como “Lea Gajah”.

Otros aseguran que “Gajah” proviene de la figura dentro de la cueva que representa a Ganesh, el dios hindú, quien usualmente es interpretado por la cabeza de un elefante.

En la entrada de la cueva se puede apreciar el rostro de un elefante, realista en extremo.  La verdad es que la gruta es un poco tenebrosa, ya que en su interior se pueden hallar representaciones de criaturas y demonios.
Se debe entrar con paciencia, ya que es un sitio donde muchos se detienen para tomarse una foto, por lo que es posible que se tenga que hacer fila.

Sitio histórico

Goa Gajah fue agregado a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en octubre de 1995. Fue construido en el siglo noveno, como un santuario para meditación. Algunas estructuras muestran influencias budistas y son anteriores a los siglos VIII y X.
En el interior de la cueva se pueden apreciar tres ídolos cubiertos en telas. A través de los años se han quemado grandes cantidades de incienso, lo que ha ennegrecido  las paredes.

El desgaste del piso revela la ubicación de los monjes al momento de sentarse a meditar, parte de una rutina que han mantenido a lo largo de los años. El templo sigue en uso. El día de nuestra visita, encontramos a unos monjes orando y presentando ofrendas frente a una cueva.

Ancestral pueblo fotogénico

Me topé con un hombre de apariencia centenaria. La curiosidad me impulsó a seguirlo hasta el otro lado del templo. Me preguntó si quería una foto. Solicitó una propina, a lo que accedí.

Era un día festivo, por lo que encontramos a muchos miembros de la comunidad. Los hombre estaba atrás, en una casa. Lo más peculiar es que mientras los hombres cocinaban, las mujeres hacían ofrendas. Todos estaban vestidos para la ocasión.

La gente en Indonesia es extremadamente amigable, una característica que es aprovechada por los turistas para sacarse fotos con los locales.

Comidas, bebidas y ‘souvenirs’

En Goa Gajah venden cerveza. Después de ir a tantos sitios musulmanes en mi viaje a Asia, fue refrescante entrar en contacto con el budismo. La mayoría de las personas que viven en Bali no son musulmanes, por lo que la sociedad tiende a ser más liberal.
El reloj marcaba las 11:00 a.m. La hora no fue disuasivo suficiente en mis pretensiones de probar la cerveza Bintang.
En  la salida, cerca de los buses, encontré un sitio que vende el famoso café “Kopi Luwak”, uno de los más caros del mundo, obtenido a partir de cerezas parcialmente digeridas y defecadas por un animalito.

El mamífero en cuestión puede ser apreciado en una jaula. Su reclusión no me hizo sentir tan mal, ya que parecía que todo lo que quería hacer era dormir.

Aproveché para degustar una variedad deliciosa de tés y cafés: mangostán, hierba de limón y rosella, que en mi país se conoce como saril o flor de Jamaica. Al final, se nos hacía tarde para tomar el autobús, por lo que tuvimos que desistir de las compras.

Planea tu  viaje

Goa Gajah está ubicada a seis kilómetros del centro de Indonesia, en un pueblo que llamado Bedulu. El templo de Goa Gajah abre a diario, de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. Fue construido en el siglo noveno, como un santuario para meditación.

Según la Unesco, Goa Gajah fue agregado a la lista de Patrimonio de la Humanidad en octubre de 1995. En el sitio se puede degustar la cerveza local, además de variedades tradicionales de té y café.

Un dato curioso: en los templos en Bali las mujeres no pueden entrar si están con su periodo. En realidad, nadie hace preguntas al respecto.

Un ‘Eurotrip’ sin complicaciones

Publicado por : Mónica Conde/ 397 0

Hacer un ‘Eurotrip’ por primera vez puede ser emocionante y estresante. Por esto te compartimos algunos datos y consejos que pueden ser de mucha ayuda en tu viaje.

El primer paso de la travesía es organizar el viaje, y para eso debes tener claro qué ciudades quieres conocer, qué lugares te gustaría visitar e incluso qué platos típicos de cada ciudad te gustaría probar ¿Quieres probar la original pasta italiana, la paella española o los famosos gofres (waffles) belgas? Todo esto es importante a la hora de planificar el viaje.

Llegó la hora de buscar vuelos para “cruzar el charco”. Existen varios buscadores de vuelos en internet, como Skyscanner o eDreams, en donde puedes comparar los precios de los pasajes a distintas ciudades. Los vuelos a algunas capitales como París, Ámsterdam y Barcelona, por lo general son más económicos, por lo tanto, estas son buenas opciones para empezar el Eurotrip.

Cuando ya hayas decidido tu ciudad de partida, puedes comenzar a organizar el circuito con la ayuda de un mapa, eligiendo las ciudades más cercanas que te interese visitar. Nosotros decidimos hacer un trip de capitales recorriendo Madrid, París, Bruselas, Ámsterdam, Berlín, Viena y Roma y aprovechando la parada en esta última decidimos conocer un poco más de Italia recorriendo también Florencia, Venecia y Milán. También hay aplicaciones de viaje, como Sygic Travel, que te ofrecen circuitos e itinerarios ya hechos y te proponen sitios para visitar en cada ciudad.

En esta etapa, es momento de comprar los traslados internos. Aquí también puedes usar los buscadores de vuelos que mencionamos anteriormente pero una excelente opción es GoEuro, que te permite comparar los tiempos de viaje y precios de aviones, trenes y buses.

La mejor opción son los trenes cuando los recorridos terrestres son cortos y las aerolíneas de bajo costo para viajar entre ciudades más lejanas. Para estas últimas debes tener ciertas consideraciones, ya que cada aerolínea tiene sus restricciones. Te recomendamos viajar solo con equipaje de mano, ya que el equipaje en bodega tiene un costo adicional y al viajar sin equipaje facturado demoras menos para salir del aeropuerto. También debes investigar si las ciudades que visitarás pertenecen al espacio Schengen, que es el territorio europeo en el que no existen controles fronterizos. Si visitarás países o ciudades fuera de este, debes asegurarte de cumplir con posibles requerimientos migratorios como visas o permisos.

Una parte esencial del viaje, es reservar los alojamientos. Para encontrar las mejores opciones, busca en aplicaciones y plataformas online, como Booking, Airbnb e incluso Couchsurfing, que te permiten alojarte gratuitamente y socializar con nativos de otros países. Eso sí, hazlo con suficiente tiempo de anticipación ya que los precios suben y la disponibilidad baja al acercarse la fecha del viaje. En algunas plataformas puedes conseguir hospedaje en hostales y apartamentos con todas las facilidades a muy buenos precios.

Lee muy bien las condiciones de los hospedajes, por ejemplo, si el baño es individual o compartido, las horas de entrada y salida y en el caso de los apartamentos verifica si estás alquilando una habitación o el apartamento completo.

El transporte público en Europa es muy eficiente. La mayoría de las ciudades tienen metro, en el cual te puedes mover con toda libertad a los principales lugares, incluyendo los puntos turísticos. Cuando llegues a cada ciudad, investiga las líneas de metro, buses o tranvía que te pueden resultar convenientes, y ten siempre en cuenta los horarios. También puedes aprovechar los bonos de transporte que te ofrecen cierta cantidad de viajes o hasta viajes ilimitados por día, en lugar de pagar pasajes individuales. Te recomendamos tener mapas en tu celular. Algunas aplicaciones como Sygic Travel y Maps.Me te permiten descargarlos para poder acceder a ellos sin conexión.

A la hora de comer, es bueno que tengas una idea de las mejores comidas y bebidas de cada ciudad, y que también investigues sobre las costumbres del país. En España en el verano si comes en las terrazas de los restaurantes en lugar de adentro, el precio sube; en Italia, pedir algo a la mesa es más caro que pedir en la barra; y en muchos lugares el agua y el pan que te ponen en la mesa tienen un costo. También puedes pedir recomendaciones a las personas locales o a los anfitriones de tu alojamiento. No tengas miedo de comer en puestos de comida; en muchas ocasiones estos te ofrecerán la experiencia culinaria más autóctona, como esas deliciosas papas fritas con salsas en el área de la Gran Plaza de Bruselas.

Estos son datos importantes, así que #PelaElOjo:

Planifica con tiempo y reserva con anticipación tus pasajes y alojamientos. Para que tengas una idea del presupuesto, con menos de $3000 nosotros logramos hacer un excelente viaje de 22 días.

No tengas miedo de pedir ayuda. ¡Preguntando se llega a Roma… y a París, y a Milán!
Procura que los traslados entre ciudades sean en horas de la mañana, para aprovechar mejor el día.

Para visitar museos o atracciones turísticas muy famosas, como la Torre Eiffel, compra las entradas por adelantado online para evitar las largas filas, y llega temprano. También puedes comprar paquetes de entradas a varias atracciones por un precio menor que el de las entradas individuales.
Si no cuentas con mucho tiempo, usa los buses turísticos ya que te llevarán a los principales sitios para visitar. Guarda el boleto, ya que muchas compañías ofrecen descuentos al presentarlo en la siguiente ciudad.

Busca alojamientos donde puedas lavar y secar ropa, para reducir tu equipaje.
Compra un seguro internacional por la duración de tu viaje, “viajero precavido vale por dos”.
Te recomendamos no cambiar tu moneda a la del país que visitas. Si tienes tarjetas Visa, puedes retirar efectivo de los cajeros y en la mayoría de los casos es más barato que las comisiones por cambio de moneda. Además, en casi todos los sitios puedes pagar con tarjetas de crédito.
Tómale fotos a todo, ¡es tu derecho como viajero!

El Darién profundo

Publicado por : Úrsula Kiener/ 863 0

Debo admitir que jamás había ido a Darién, pero siempre estuvo en mi lista de lugares por visitar. Coordiné por teléfono mi visita a La Palma de Darién. Convencí a mi novio y a otra pareja para sumarse en la aventura.

En mi cabeza tenía una idea clara: que Darién iba a ser territorio virgen con una selva densa. Estaba muy equivocada. Darién lleva décadas siendo deforestada.

Mucha de la tala en Darién es ilegal, pero las autoridades en el camino permiten su paso y sólo se enfocan en el narcotráfico.

Geografía de primaria

El trayecto toma cuatro horas hasta alcanzar Puerto Quimba. Debes estacionar tu carro y tomar una lancha “panga” por el río Tuira.Tuira y Chucunaque. Son dos nombres que me remontan a la escuela primaria. Por eso es emocionante navegar por ellos. Dicen que hay tres Darién: el de las carreteras, el de los ríos y el de la jungla.

Nuestro paseo (que costó $4 por persona) fue muy pintoresco, pasando por manglares hasta llegar al pueblo de La Palma, la capital de Darién. Arribando a La Palma, una señora en el barco me cuenta que es el pueblo más feo de Darién, pero las coloridas casas montadas sobre el golfo de San Miguel me parecen pintorescas.

Estábamos supuestos a quedarnos en el mejor hotel de La Palma, propiedad de una profesora. Reservamos nuestra habitación con tres semanas de anticipación.

La Palma se encuentra junto al río Tuira, que es el más largo de la República. Su historia se remonta a la fundación de la provincia, el 27 de diciembre de 1922. Es hogar de 3,500 almas y de 4 mil estudiantes y maestros en época escolar. Como alberga todas las instituciones de gobierno, muchas personas van a hacer trámites en la mañana y retornan a sus hogares en las tardes. Vienen desde los ríos Mogue, Congo y Balsa, que desembocan en el Tuira.

La carretera se abrió en 1973, pero La Palma data desde 1816. Era utilizada como punto de carga y desembarque de plátano, madera, comida, entre otras cosas, rumbo a Yaviza.

Con la apertura de la vía, empieza la deforestación. En los tiempos de antes funcionaban más de una veintena de aeropuertos en la provincia. Incluso líneas áreas internas en el Darién.

¿Qué hacer en La Palma?

Empezamos nuestro día con un buen desayuno en los Cuatro Hermanos, una de las fondas de La Palma. Luego caminamos hasta el hotel “del bajo mundo”, que tiene un gran cartel mostrando aventuras en lo profundo de la selva.Abordamos un taxi pick-up. Nuestra primera parada fue en el ingenio azucarero del país que se encuentra en Mogocénega.

Está comido por la jungla, así que tuvimos que usar machetes para visitarlo.Luego continuamos hasta el túnel de río Colorado. Debes caminar por un potrero por 15 minutos para arribar a la entrada de una gran cueva.

Al día siguiente, fuimos en una lancha a visitar los fortines construidos por los españoles que datan 1680. Se construyeron en las desembocaduras de los ríos más importantes para protegerse de los piratas que en aquel entonces venían por el oro que bajaba de las minas de Cana.

Caminando sin apuros por París

Publicado por : Cibeles De Freitas/ 699 1

Después de conocer el maravilloso norte de Francia regresar a Paris fue una delicia. Ahora tenía por delante varios días para recorrer con calma cada esquina que quisiera visitar, y es que París se conoce mejor perdiéndose en sus calles, hablando con su gente y caminando.

Para llegar a los lugares ve en metro, si te vas a quedar varios días tienen paquetes de 10 pases en adelante es mejor comprarlos así y no uno por uno. Puedes bajar un app o conseguir tu mapa a la antigua, yo me voy por la segunda opción, y lo mejor es preguntar a los locales como llegar a tu lugar meta y marcarlo en el mapa, luego en el mismo metro seguir las indicaciones de las diferentes estaciones, no es tan complicado pero presta atención porque te puedes perder.

La mejor salida para comenzar es hacerlo por la estación de Trocadero allí asomas la cabeza y ves la Torre Eiffel en todo su esplendor, es el punto para tomar fotos más concurrido, la mayoría de las más bellas imágenes con la torre son allí, me tocó ver tres diferentes novias haciendo sus sesiones, y pude disfrutar del lugar en 2 ocasiones, la primera temprano donde desayuné un crepe de Nutella que los venden allí mismo, me deleité con la hermosa vista y me tomé mil fotos. Pero el espectáculo más increíble es en la noche, eran las 9 y estaba tan claro como las 3 de la tarde, como una hora después empezó a anochecer y la torre se empieza a iluminar poco a poco hasta terminar en todas las luces parpadeando, simplemente mágico. Por todos lados hay señores que te venden champaña y vinos y la gente se acomoda en la hierba o por donde quiera a esperar el momento. DIVINO.

Otro punto que hay que visitar es el monumento nacional y el centro de todo: el Arco del Triunfo. Puedes subir y apreciar las mejores vistas desde arriba, conocer su museo o simplemente apreciarlo desde afuera en todos sus ángulos. Desde allí empiezas a caminar por la avenida más larga de todo Paris, los Campos Elíseos, en ambos lados de la calle están las mejores tiendas de marca, hoteles de lujo, restaurantes con las famosas mesas que miran hacia al frente para disfrutar del ambiente que es delicioso. Allí te puedes pasar todo el día hasta llegar al final que es la Plaza de la Concordia y doblar a la derecha para encontrarte con la vista más preciosa del Río Sena. Y es que por donde lo mires cada de rincón de la ciudad parece una fotografía o parte del guión de una película, contigo en ella.

Prepara tu ojos y alma para el Museo del Louvre, desde afuera con su icónica imagen hasta entrar a conocer las colecciones de arte más famosas es llenarte de cultura, es tan grande que se necesitan 2 días para recorrerlo completo, yo aconsejo hacerlo en un día buscando lo que más te gusta. Por supuesto lo más visitado es el cuadro de Leonardo Da Vinci (conocí su casa, ahora museo para visitar, en Amboise) La Mona Lisa o La Gioconda, está rodeada de gran seguridad y la puedes ver a una distancia de 4 metros, realmente es un cuadro pequeño pero tan impresionante como lo imaginas.

Ese mismo día fui a La Catedral de Notre Dame con su impactante fachada gótica y sus torres con 69 metros de altura es uno de los imperdibles en tu viaje, para entrar hay que tomar turno, puedes ir temprano ver la hora que te toca y dar un paseo y regresar o por las largas filas es mejor comprarlas en línea.

Hay tantos lugares y actividades que puedes escoger ir al Barrio Latino a comerte un helado con forma de flor, tomar un barco y pasear por el Sena e ir conociendo los puente históricos, admirar la Opera de París o subir al mirador de las Galerías Lafayette, totalmente gratis, y si quieres tomar algo en el bar que queda allí mismo o ver el Palacio de Versalles con sus bellos jardines. Es una ciudad que simplemente enamora y siempre, siempre…nos quedará París.

Essaouira, el paraíso de las gaviotas en Marruecos

Publicado por : Úrsula Kiener/ 494 0

Por más que Marrakech sea un destino interesantísimo, también es intenso. Después de un par de días de actividad en la plaza de Yamma el Fna estarás listo para un cambio de ambiente.

Mi segunda visita a Marrakech o Marruecos la hice después de la Feria Internacional de Turismo (FITUR). Fui sola, igual que la primera vez. Consulté a mi riad -dueño de una antigua casonas con pocas habitaciones, destinadas a hospedaje- sobre qué sitios me recomendaban visitar por un día. Essaouira fue una de las sugerencias.

Árbol de cabras

Ubicada a 191.8 kilómetros (119.17 millas) de Marruecos, el trayecto a Essaouira toma tres horas, con algunas paradas a lo largo de la ruta para que atisbes las famosas cabras montadas en los árboles, y luego en una fábrica de aceite de argán. Las semillas de argán sirven de alimento a estos cuadrúpedos, que se trepan en las ramas, creando verdaderos árboles de cabras.

Los tours son económicos. Creo que pagué 25 dólares por el recorrido de todo un día. En el bus habían personas de todos partes, incluyendo una pareja de profesores de Argentina. Me hice amiga de ellos y pasamos el día juntos. Lo que me gusta de viajar sola es poder conocer gente interesante de todos lados.

Esta ciudad ha sido un puesto de comercio desde el siglo quinto antes de Cristo. Como la mayoría del país, Essaouira pasó por control fenicio, cartaginés y romano. Es famoso por sus tintes naturales (como el azul ‘majorelle’). Después de los romanos, el rey Juba II erigió una fábrica para la confección de tinte morado, que era extraído de un caracol encontrado en unas islas frente a la playa.

Los portugueses la bautizaron con el nombre de Mogador, como fue conocida hasta los años sesentas. De acuerdo con el geógrafo al-Bakrī, en el siglo 11 vivió un santo mulsumán llamado Sidi Mogdoul. Es probable que el sitio haya sido nombrado en su memoria. Essaouira, su nombre moderno, significa fuerte o pequeña muralla.

Su posición en la costa atlántica, protegida por la isla de Mogador, es lo que ha permitido que su bahía se mantenga resguardada de los vientos marinos.

Patrimonio de la Humanidad

En 1506, el Rey de Portugal, Manuel I, ordenó que se construyera un fuerte que bautizó como Castelo Real de Mogador. Cuatro años después la fortaleza fue tomada por una tribu beréber conocida con el nombre Regraga. La ciudad cayó en manos de los piratas, pero siguió siendo importante para los comerciantes de azúcar y melaza.

Los ejércitos de España, Holanda, Inglaterra y Francia trataron de someter infructuosamente a la ciudad. La urbe actual fue construida por el Sultán Mohammed III, en el siglo XVIII. Su idea era construir un puerto cercano a Marrakech para impulsar el comercio con Europa. El rey escogió a un ingeniero francés,Théodore Cornut, para diseñar la ciudad, incluyendo la medina.

En esa época los judíos conformaba un 40% de la población. El rey los invitó a mudarse para manejar el comercio. En el 2017, el número se había reducido drásticamente: solo había tres habitantes judíos.

A lo largo de los años, Essaouira ha recibido influencia de los beréberes, judíos, portugueses, francés, holandés, para nombrar algunos países. UNESCO incluyó a Essaouira de su lista de patrimonios de la humanidad en el 2001, por “sus principios de arquitectura militar europea contemporánea en un contexto de África del Norte”.

Puerto de pescadores

Al bajarnos del bus, nuestra primera impresión en Essaouira fue el puerto de pescadores. Arribamos al mediodía, cuando la pesca del día ya había sido traída desde el mar y distribuida en los puestos de ventas.

Los turistas pueden escoger entre el menú de frutas de mar. Los mariscos se mantienen frescos en unas camas rellenas con hielo, que sirven de muestrario. Las gaviotas y visitantes disputan unos “juegos del hambre”.

Como mis amigos no comían mariscos, nos retiramos a comer a otro sitio, donde pude probar unas ostras frescas. El que atendía me las abrió y roció con un poco de limón. Al pedir el segundo plato, me ofrecieron un descuento.

Es un puerto frenético en su actividad, donde se pueden observar a los pescadores construyendo, pintando y arreglando sus botes de madera. Los de pintan en u azul intenso que constrasta con los tonos beige del desierto y de la fortaleza. Justo antes de entrar por el túnel a la fortaleza, encontrarás miles de yardas de malla para pesca. Los pescadores pasan horas arreglándolas. Una de mis cosas favoritas de es la capacidad de mantener las formas tradicionales de hacer las cosas.

Cultura del regateo

El regateo es una costumbre establecida en los países árabes. En realidad, es como un juego. Pero si uno no está acostumbrado puede resultar agotador y frustrante. Los vendedores son “intensos”. Su insistencia casi que raya en el acoso callejero. En la medina de Essaouira el ambiente no es tan pesado como en Marrakech o Fes, y los precios son mejores.

En realidad, los vendedores y habitantes de Essaouira son personas muy relajadas. Nadie te presiona para que entres a su tienda o para ofrecerte un recorrido por la medina y después cobrarte una propia exorbitante.

Aquí puedes encontrar todas las cosas tradicionales de otras medinas, como, por ejemplo, cerámicas, carteras, especies, camisas alfombra e incluso pociones que los marroquíes llaman “viagra beréber”. Entre la pasarela de chucherías me enamoré de un lavamanos de cerámica, que me envolvieron para llevarlo de regreso a Panamá en mi maleta de mano. Todavía no sé como cupo…

Lo que diferencia a esta medina de las otras es el arte. Existen muchas galerías de arte donde se exhiben obras de creadores locales. Además de una cooperativa de mujeres que preparan y venden aceite de argán orgánico, textiles y ropa bohemia.

Visitantes famosos

Al principio de la década de los cincuentas, el actor y director Orson Welles visitó Essaouira para filmar su película “Othello”, lanzada en 1952. Se dice que mientras estaba en la ciudad conoció al primer ministro británico Winston Churchill, que también estaba hospedado en su Hotel des Iles.

Las pequeñas calles laberínticas de la medina sirvieron como escenario de varias escenas de la película. Afuera de los baños turcos en la mellah judía– se puede encontrar una placa conmemorativa.

Ya en los sesentas, Essaouira se convirtió en un destino para los hippies. Jimi Hendrix arribó en 1969. Según una leyenda urbana, aquí se inscribió la canción “Castles Made of Sand”, lo que no es cierto por el roquero no visitó la ciudad portuaria hasta dos años después del lanzamiento de la canción.

Hoy en día, Essaouira sigue siendo un destino musical. Desde 1998 alberga un festival anual conocido como “Gnaoua” (festival-gnaoua.net) que atrae a 450,000 espectadores durante cuatro días. Por su popularidad, es conocido como el “Woodstock de Marruecos”.

Destino para el ‘kitesurf

Fuertes brisas costeras, llamadas alizee, o taros en beréber, refrescan a Essaouira y le otorgan el mote de “Ciudad del viento de África”. La mayoría del año los vientos son tan fuertes que es imposible relajarse en las playas. Sin embargo, lo positivo de esto es que el verano no es tan intenso como en otras partes de Marruecos.

Entre abril y noviembre arriban los “kitesurfers”. No es necesario cargar equipo, ya que lo alquilan en muchas tiendas. Si lo que aspiras es a aprender, es posible recibir clases en las tiendas.

Escenario de GOT

Los fanáticos de la serie Game of Thrones reconocerán a Essaouira. En la temporada 3, capítulo 4, el personaje de Khaleesi aparece navegando a la ciudad de Astapor -que en realidad es Essaouira- para cumplir con su destino de otorgar libertad a los oprimidos. En la empresa se hace de un “extra”: toma las riendas de un ejército conocido como los “Unsullied”, una horda disciplinada de esclavos eunucos que estaban a la venta. En la ciudadtambién se filmaron algunas escenas ambientadas en King’s Landing, la capital del reino de fantasía de Westeros.

Las rampas que se aprecian en la serie datan del siglo 18. Están fortificadas con una fila de cañones, que fue construida por los holandeses. En la mañana la zona es muy tranquila, pero se va colmando de gente a medida que avanza la tarde.

Me gustó muchísimo Essaouira. Recomiendo pasar una noche en algún hotel -es posible reservar en Booking para poder degustar su deliciosa comidad y disfrutar de la vida nocturna.

El ‘arca’ de El Níspero

Publicado por : Úrsula Kiener/ 459 0

Traté de llamar al zoológico “El Níspero”, en El Valle, para solicitar una entrevista durante mi visita, pero el teléfono no funcionaba. Decidimos simplemente llegar y probar suerte. En la recepción comentamos que el teléfono no funcionaba y la encargada, entre risas, explicó que una ardilla se comió el cable y que no era la primera vez que sucedía.
Por suerte pudo llamar a Carlos Caballero, el médico veterinario encargado, que llegó cuando habíamos terminado nuestro recorrido.

Pasión por la naturaleza 

Caballero dice que se conoce el zoológico “El Níspero” como la palma de su mano. Es oriundo de Las Tablas, pero tiene 21 años trabajando allí. Iba a visitar el sitio con su padre desde los 12 años y se enamoró del lugar.

Empezó estudiando medicina humana, porque le gusta la ciencia, aunque no es muy asiduo a los hospitales. Prefería la naturaleza. Fue así que se cambió a estudiar veterinaria, pero en esos tiempos no se ofrecía la carrera en Panamá. Le tocó mudarse a Bogotá, Colombia, para asistir a la Universidad de La Salle.

Al graduarse regresó a Panamá e hizo una práctica con el Comando Sur en Corozal y a través de ellos se fue a capacitar en varios zoológicos en Estados Unidos, incluyendo San Diego, California y Phoenix, Arizona.

Luego, con un proyecto de anfibios fue a Ohio, Brooklyn, Chicago y Houston. Lo que más le apasiona es la reproducción bovina y ovina, practicando inseminaciones artificiales y transferencias de embriones.

Colabora con el Instituto Gorgas, recolectando muestras de alacranes y garrapatas. Además, realizan estudios con muestras de sangre para investigar las enfermedades que transmiten las garrapatas en perros, coyotes, y otros animales.

Los inicios del zoológico

El Níspero empezó en 1976, pero no con el concepto de ser un zoológico o un lugar de atracción turística, sino como una finca de descanso para los dos propietarios panameños. Uno de ellos falleció.

Antaño, donde está Pretel en calle 50, existía la Pajarería Turiño, donde fueron adquiridos algunos animales exóticos, como los faisanes.

Mona Lisa García de Paredes trajo a Panamá zebras, llamas, avestruces, emús y otros animales, desde Texas. Los reprodujo y los vendió al zoológico y a otras personas.

Los tapires de Noriega

Los tapires son animales exóticos pero nativos que llegaron cuando fueron rescatados por parte de la Dirección por la Recuperación del Patrimonio (DRP). Solían ser del General Noriega y fueron primero a una base militar en Corozal, manejada por el Comando Sur.

Un año después, la Contraloría -en calidad de DRP- le pasó la custodia de los animales a El Níspero. “Eso fue un boom, la prensa escrita, televisiva y radio; las personas empezaron a visitar El Níspero para ver los tapires del general Noriega”, recuerda Carlos.

Los que puedes ver hoy en día son los nietos de los originales que ya fallecieron. Los jaguares llegaron cuando mataron a la madre y eran tan chicos que no abrían los ojos. Les dieron mamadera y primeros auxilios, pero ya no pueden regresar a la jungla: han tenido contacto con los humanos, por lo que van a tender a acercarse, lo que puede ser causa de que los ultimen.

Noventa y cuatro especies viven en El Níspero. La mayoría son aves y de las más vistosas: faisanes, guacamayas, pavos reales, etc. Son más fáciles de cuidar que los mamíferos, incluyendo a felinos como los jaguares.

De entre los animales locales puedes observar monos capuchino, de cara blanca y monos araña, cocodrilos americanos, tortugas y demás.

Además, conservan animales de finca, incluyendo gallinas, puercos, ovejas, entre otros. En nuestra visita tuvimos la oportunidad de presenciar el nacimiento de una oveja.

Rescate de anfibios 

El zoológico de El Níspero cuenta con un Centro de Conservación de Anfibios que originalmente era manejado por el zoológico de Houston. Ahora lo maneja el Smithsonian.
A través de un acuerdo se logró que no se incrementara el costo de la entrada, para que así las personas pudieran apreciar la diversidad de los animales que hay en el sitio.

Se ha creado un “Arca de Noé” para guardar las especies que los biólogos especialistas determinan que son importantes para la biología y se reproducen en el centro. Hay un hongo que está afectando a las especies anfibias, que junto a situaciones como el calentamiento global, contaminación de las aguas, deforestación y extracción ilegal de madera, ha diezmado a todas las poblaciones.

Las especies que no son tolerantes a esta epidemia sólo pueden sobrevivir en condiciones de laboratorio, donde se puede controlar temperatura, agua, luz y comida.

Es difícil volver a introducir las ranas al medio ambiente. Algunas especies, como la rana dorada, sólo viven en lugares muy específicos como Altos del María, Cerro Campana, El Valle de Antón y El Copé. Esto se debe a la altura y los niveles de presión barométrica, temperatura del agua y los alimentos que necesitan ingerir en la etapa juvenil o de renacuajo.
El progreso urbanístico ha alterado las condiciones que necesitan, cambios a los que pareciera que no se están adaptando.

Se requieren fondos para este proyecto, ya que hay que darle seguimiento a la situación de los anfibios, para ver cuántas sobreviven y en qué zonas.

Puede ser que vayan modificándose para resistir. Actualmente albergan unas 2,000 ranas doradas, pero se está reduciendo el espacio, porque además tienen otras 23 especies. El proyecto se va a mudar eventualmente a las instalaciones del Smithsonian en Gamboa, porque es muy costoso mantener ambos centros. Preparar la comida es lo más complicado, ya que se requiere la cría de grillos, cucarachas, mosquitos de frutas y otros insectos.

La Venecia del D.F.

Publicado por : Úrsula Kiener/ 799 0

Ubicada originalmente en una de las calzadas que rodeaban a la ciudad de Tenochtitlán, fundada por los mexicas en un islote en medio del lago Texcoco, Xochimilco formaba parte del monumental entorno de la capital del imperio azteca. La ciudad fue fundada en 1320, siendo destruida por Cortés y las huestes españolas en 1521. Hoy en día es tan solo un destino turístico, ubicado en las afueras del D.F.

¿Cómo llegar a Xochimilco desde la ciudad de México?

Es posible visitar Xochimilco en un tour pero la verdad es que no vale la pena, ya que es muy fácil ir por cuenta propia utilizando el metro, que es muy económico. Al bajar en la estación tasqueña, en la línea azul o 2 del metro, un letrero señala la dirección al tren ligera que conecta a Xochimilco a través de la superficie. Para abordarlo se debe tener una tarjeta de metro o un boleto que es posible adquirir en la estación.

Durante la semana los visitantes son escasos, situación que va variando hacia el fin de semana. El mercado tiene lugar los sábados, por lo que la afluencia de público aumenta. A la salida de la estación se encuentran los vendedores de las trajineras. Similar a las góndolas en Venecia, se utilizan para transportar a los turistas a través de los canales. Si en Italia son negras, en Xochimilco son muy coloridas. Recuerdan a los Diablos Rojos: cada una exhibe un nombre de mujer en la parte delantera, escrito en letras grandes. Por supuesto, no había ninguno llamado ‘Ursula’ pero si encontré “Maria del Pilar”, el nombre de mi abuela.

Hay un precio máximo establecido por hora para el paseo pero siempre hay algún vivaracho que quiere cobrarte más. Los precios son por barco, por lo que es posible compartirlo con otros turistas. Al no contar con esa suerte tocó pagar por un paseo privado, que tampoco era tan caro. Si bien se cobra 20 dólares por hora, vale la pena ir por dos. En el muelle las trajineras amarradas esperan a los visitantes. Sus colores vibrantes son ideales para ser subidas en Instagram.

Paseo en la trajinera

Pasear por los canales de Xochimilco es un deleite para los sentidos, incluyendo el gusto. Otras trajineras se acercarán a la embarcación, ofreciendo elote (mazorcas), carne, tacos y manzanas caramelizadas. Antes de embarcar, es posible pasar por el mercado de Xochimilco para comprar comida. También se puede adquirir cerveza sencilla o “michelada” -cerveza con sal y limón, típica de México-. Si eres más valiente puedes tomarte shots de tequila… En Xochimilco la gente es muy alegre y sin duda el licor es parte de la causa.

Los mariachis están por todos lados, incluso en el agua, donde bandas móviles pasan en trajineras, solicitando propina. Los música pasan de un bote a otro, cantando “Las mañanitas” a los cumpleañeros.

Los conductores de las trajineras utilizan un palo de madera largo para guiar el bote mientras lo guían por los 170 kilómetros de canales navegables.

En los canales espera la curiosa y macabra Isla de las muñecas. Fue erigida hace muchos años en conmemoración a una niña que se ahogó hace muchos años. Cuenta la leyenda que el cuidador de la isla, Don Julián Santana Barrera, abatido por no poder salvar a la infante, agarró a una muñeca que pasó flotando y la colgó. Embrujado por el espíritu de la niña, empezó a colgar más muñecas hasta que cubrió toda la isla. Más de 50 años después el cuidador fue encontrado ahogado en el mismo lugar donde murió la niña.

 

Historia de Xochimilco 

Xochimilco puede ser traducido como “jardines de flores” o como “el lugar donde crecen las flores”. Los jardines son llamados “chinampas’” y a pesar que los llaman jardines flotantes, la realidad es que son pequeñas islas fijas construidas por los nativos, quien usan barro y limo en su creación, colocando árboles en su superficie para que así sus raíces mantengan unida la tierra. Los aztecas usaron estas islas para cultivar frutas y vegetales. La abundancia de agua y los nutrientes garantizaban la fertilidad. Aunque la agricultura no es abundante, en el camino si hay viveros con hermosas flores.

Los habitantes originarios de Xochimilco fueron conquistados por los aztecas, quienes explotaron la zona para garantizar el suministro de alimento a su población. Durante su cénit, el sistema de chinampa se extendió por 9 000 hectáreas, produciendo comida para miles de personas. Los canales fueron construidos para llevar comida a la ciudad. Incluso la ciudad de México era atravesada por canales que luego fueron cubiertos por los conquistadores.

Desde los años veinte el sitio comenzó a ser conocido como la “Venecia de México”. En 1987, UNESCO declaró Xochimilco como patrimonio de la humanidad. Unas 2,000 hectáreas que componen el parque natural son amenazadas por personas que quieren vivir ilegalmente en la zona, lo que contribuye a la contaminación.

Hoy en día, esta localidad de la capital azteca sirve como refugio para más de 150 especies de aves y 70 de otro tipo de animales, incluyendo la salamandra axolotl, que se encuentra en peligro crítico. Adicionalmente, unas 350 especies de aves se han encontrado en la zona anidando en su migración desde Canadá y Estados Unidos.

Hoy en día, especies foráneas amenazan con trastocar el balance natural en la zona. Por ejemplo: los lirios de agua, que fueron introducidos desde Brasil en los cuarentas, han ocasionado la pérdida de minerales y oxígeno en el agua, con su crecimiento excesivo. Luego en los sesentas se introdujo la carpa y la tilapia, dos depredadores que se alimenta de los huevos de los axolotl. Todo esto, sumado a la deforestación,está causando la desaparición de Xochimilco. Afortunadamente existen grupos ecológicos que están haciendo un gran esfuerzo para que más turistas puedan seguir disfrutando de este colorido destino mexicano.

El santuario de los flamencos

Publicado por : Úrsula Kiener/ 443 1

Para los latinos visitar Miami es sinónimo de shopping. Como no soy muy amante del shopping necesitaba un descanso de los centros comerciales, por lo que sugerí visitar Parrot Jungle, un sitio que había visitado de niña. Pero el lugar estaba cerrado por los daños causados por el huracán Irma, por lo que decidimos ir a un sitio desconocido que se llamaba Flamingo Gardens.

Flamingo Gardens queda cerca de Fort Lauderdale, en un sitio llamado David. Como nos estábamos quedando en las proximidades de Aventura, solo tomo media hora para manejar hasta allá. Lo cual no está nada mal para Florida.

Flamingo Gardens cumplió 90 años en el 2017. Originalmente el sitio se llamaba Flamingo Groves y era un huerto de cítricos. Sus dueños eran Floyd y Jane Wray, que arribaron a Florida en 1925 y compraron 320 acres (129.5 hectáreas) en los Everglades. En 1927 iniciaron lo que se convertiría en uno de los primeros jardines botánicos en el sur de la Florida.

Su huerto de cítricos llegó a albergar más de 60 variedades en 200 acres (809 hectáreas). En 1930 el gobierno federal empezó a mandar plantas y semillas extranjeras para ver si crecían frutas tropicales y árboles exóticos. Ellos construyeron un hogar de veraneo en los jardines, que hoy en día es un museo de cómo era la vida campestre en 1930.

Ya habían flamencos cuando compraron la propiedad. Los pavos reales fueron introducidos en los años cuarenta y fueron un éxito total. En 1960 empezaron a hacer demostraciones y shows en vivo, que todavía continúan.

En 1990 se abrió el centro de aves de presa y un aviario de vuelo libre. Los cinco ecosistemas únicos de los Everglades de Florida están representados a través de la exhibición de plantas nativas: pradera costera, manglar, bosque de cipreses, hamaca de madera dura subtropical y pradera de sierra.

Puedes pasar casi todo un día recorriendo Flamingo Gardens. Hay dos lugares para comer incluyendo un food truck, además de un sitio que vende smoothies. En la entrada hay una tienda que vende souvenirs.

Santuario, no zoológico

Flamingo Gardens es una organización sin fines de lucro. Su misión es conservar y educar sobre el ambiente natural del sur de la Florida y de los Everglades.

Hay un letrero que explica: “La mayoría de nuestras aves y animales están permanentemente lesionados y / o no pueden ser liberados y se les proporciona un hogar aquí en los Jardines. La fauna rehabilitada, así como las aves y los animales nacidos en el santuario son liberados al medio silvestre o se les coloca en programas de reproducción”.

El santuario tiene la mayor colección de vida silvestre de todo el estado de Florida, con más de 90 especies. Una de las exhibiciones más populares es la de los caimanes. Flamingo Gardens prestó a “Elvis”, la mascota caimán que apareció en el programa Miami Vice. El Elvis original murió pero hoy tienen a Elvis tercero que mide 12 pies.

Se pueden encontrar animales como la pantera, lince, tortuga, nutria y oso negro.

Aviario de vuelo libre y centro de aves de presa

Una de las exhibiciones más concurridas es las aves de presa. Los visitantes podrán apreciar una variedad de búhos, buitres, halcones, águilas calvas y doradas. Tienen 25 especies de raptores que comen 40,000 ratas, codornices, polluelos y ratones al año.

Mi favorito fue el intimidante águila calva, que es el ave símbolo nacional de Estados Unidos. Cada una de las jaulas tiene un letrero afuera que explica la especie de ave y cómo llegaron al jardín. Muchas son “adoptadas” por visitantes que donan dinero para sus alimentos.

Para entrar al aviario hay que pasar por una puerta primero y después por otra. Esto es para que no se escapen las aves. Hay un letrero afuera con instrucciones a los visitantes. La más chistosa es la #14: “no mire hacia arriba con su boca abierta.”

Rápidamente te das cuenta del porqué cuando entras. Hay otro letrero que dice “Las aves defecan cada 15 minutos. ¿Cuánto tiempo ha estado allí?”. Estas aves comen entre 60-90 libras de pescado al día.

Colección de aves acuáticas

No te asustes si ves que el agua es verde, ya que no usan agua tratada sino de acuíferos. Contiene pequeñas algas unicelulares que son la base de una cadena alimenticia que alimenta al zooplancton. Estas pequeñas células de algas tienen un alto contenido de proteínas y contienen muchos tipos de pigmentos, como el betacaroteno, que intensifican el color de los peces y muchas especies de aves, incluyendo los flamencos y las espátulas rosadas.

Flamingo Gardens tiene una de las colecciones más grandes de aves acuáticas. Son el hogar de más de 250 pájaros de 45 especies nativas a la Florida. Aproximadamente 100 polluelos nacen por año. Son liberados pero muchos deciden quedarse viviendo en el sitio ya que les brindan comida.

En el sitio venden comida para alimentar a las aves, a un precio de 25 centavos. Comen directo de tu mano. Hay un estanque con flamencos americanos o caribeños, que son nativos de América del Norte. Es el más brillante y alto de todas las especies de flamencos, alcanzando a crecer entre 80-145 centímetros (31-57 pulgadas). Los flamencos silvestres

viven hasta 40 años, mientras que en cautiverio pueden alcanzar los 60 años. Son animales sociales, por lo que sus manadas pueden alcanzar los miles de flamencos.

Encuentros con la vida salvaje

Estos espectáculos de integración con la vida salvaje están incluidos en el costo de la entrada. Puedes verlos a las 11:30 a.m., 1:30, y 3:30 p.m. en un anfiteatro al aire libre. Hay 24 animales en el programa y cada día muestran 3 animales. Los rotan para que todos puedan ser destacados cada semana. Estos animales no son parte del programa de liberación.

Cada día muestran 3 animales. El día que fuimos nos mostraron primero a Croc, un bebé caimán al que parece que le robaron los huevos a su madre, por lo que le tocó al gobierno confiscar a los bebés caimanes de una casa. Estos caimanes crecen un pie por año y están fuera de peligro a los 6 años. Nacen con 80 dientes, pero los van cambiando, llegando a mudar hasta 3 mil. Los cocodrilos tienen bocas puntiagudas y son agresivos, mientras que los caimanes tienen fauces más redondas y son defensivos.

El segundo animal fue una zarigüeya de Virginia. Fue divertido ver cómo se comía las uvas que le daba el entrenador. Las personas piensan que las zarigüeyas son ratas y las matan. Esta fue rescatada después que su madre fue atropellada por un carro. Son marsupiales y las madres pueden quedar en cinta a los 6 meses, teniendo una gestación de 13 días. Los bebes son chiquitos y tienen colas con ganchos, se meten a la bolsa de la madre a comer por 3 meses y después pasan un mes más guindados a su espalda. Si son atacados entran en un coma inducido. Son los mamíferos más primitivos y han estado en la tierra por 72 millones de años.

El último animal fue un búho que caza al atardecer y amanecer. Sus garras son muy fuertes y las utilizan para matar a su presa. Se comen las cucarachas. Pueden virar su cabeza 270 grados porque tienen más vertebras que otros animales. Las hembras son más grandes y protegen los nidos mientras los hombres consiguen la comida. En la naturaleza pueden vivir hasta 15 años y en cautiverio el doble.

Recorrido por uno de los jardines botánicos más impresionantes de EEUU

Más de 3,000 especies tropicales y subtropicales existen en el Jardín Botánico. Flamingo Gardens tiene una colección de “árboles campeones”, que significa que son los más altos de su especie en el estado. En 1983 el Servicio Forestal de Florida certificó 21 árboles. Hay muchos otros que pueden ser los más grandes de su especie en Estados Unidos, pero como no son nativos no pueden ser elegidos para la certificación.

Muchos de los árboles se han perdido por ser muy viejos, por enfermedades o daños provocados por tormentas. Todavía quedan bastantes y son fáciles de reconocer, ya que tienen placas que dicen “campeón”. El árbol con el tronco más grande de Florida es el “higo racimo” que mide 649 pulgadas (54 pies, una pulgada) de circunferencia y tiene 102 pies de alto. Este árbol es nativo de la India. Cuando fuimos había unos hermosos adornos navideños.

Asegúrate de prestar atención porque puedes encontrar cosas muy curiosas, como el árbol “salchicha”, originario de Mozambique. Estaba floreando cuando fuimos. Puedes tomar un tour narrado en un tranvía para observar una parte de atrás, que es una de las últimas junglas naturales de Florida, donde vivían los indígenas Seminole.

Recorre los jardines con hermosas plantas tropicales, estanques y cascadas. Hay un jardín para que los niños puedan interactuar con las plantas y tocarlas. Los amantes de las mariposas y los colibríes pueden visitar un pequeño sitio por el lago de los flamencos.