28

Ene
2019

Por la ruta de los piratas

Publicado por : Úrsula Kiener/ 465 0

Recibí una invitación para navegar el río Chagres. Su operador turístico, Xplore Panama, se dedica a crear experiencias únicas para turistas locales e internacionales.

Salimos de la ciudad de Panamá rumbo a la provincia de Colón, donde pasamos por las nuevas esclusas de Agua Clara. Arribamos al Muelle Gallo, ubicado en una hermosa bahía para abordar el catamarán y así empezar nuestra travesía. A esa hora, todos  teníamos hambre, así que aprovechamos para comer frutas y snacks, seguido por un brindis de bienvenida con champán.

Nos pararon en una sección del río Chagres para salir en kayaks y surfeo de remo (SUP, por su siglas en inglés) por los afluentes. La naturaleza del área es prístina. En la cuenca del Canal de Panamá existen 97 especies de animales endémicos. Un dato curioso es que Cristóbal Colón navegó por el río Chagres en 1502. Originalmente lo bautizó como el Río de los Lagartos.

Navegando en la historia 

La ruta que navegamos fue la misma que utilizaron los españoles a partir de 1569 para cruzar el oro que saquearon de los incas. Cuando la ciudad de Panamá fue fundada en 1519, Pedro Arias Dávila ordena que se construya un camino desde la ciudad de Panamá hasta Nombre de Dios y que posteriormente llegó hasta Portobelo.

Es conocido como el Camino Real. Por ahí pasaban las provisiones necesarias para garantizar el sustento de la antigua ciudad de Panamá.

Los cañones en el Fuerte de San Lorenzo tenían un alcance de 1,200 metros. Los cañones de los barcos pirata tenían menos peso y no podían alcanzar el fuerte.

En 1668, Henry Morgan atacó Portobelo. Contaron con la ayuda de un esclavo que escapó y les suministró información sobre la formación en el litoral.  Los corsarios entran unos tres y cinco kilómetros al oeste y atacan por la selva, tomando control de Portobelo. Los piratas piensan que la única forma de tomar el Fuerte de San Lorenzo era por tierra, lo que efectivamente consiguen después. Buscando reducir el riesgo, convence a un pirata holandés más joven llamado Jospeh Bradley, quien le enseña una punta al oeste para desembarcar.

En diciembre de 1670, los piratas atacan el fuerte. Bradley muere en el ataque. Un mes después regresa Henry Morgan, toma lo que queda del fuerte y empieza a navegar hacia la ciudad de Panamá.

Para la sorpresa de Morgan, cuando arriba a la ciudad de Panamá la metrópoli se encuentra en ruinas.  Los historiadores hablan un capitán de tierra llamado Juan Pérez de Guzmán, que era un borracho. Alertado ante el avance de los piratas decidió prenderle fuego a las bodegas de pólvora que usaban los españoles. El fuego destruyó toda la ciudad.

Los exploradores de National Geographic encontraron navíos a la salida del río Chagres. Sin embargo, el gobierno de Panamá no tiene planes de hacer expediciones a estos pecios.

Morgan saquea la ciudad y se queda allí hasta que los españoles traen refuerzos desde Ecuador y Perú para reconquistarla, lo que sucede casi un mes después. El oro que Morgan se llevó nunca fue reportado.

Hay varias teorías. Una dice que los españoles lo subieron en galeones que se hundieron en el archipiélago de Las Perlas. Otra que fue justo afuera, en la bahía. Otra hipótesis apunta a que se hundió fuera de la salida del río Chagres, en el Caribe.

Belleza realzada  

El paseo en catamarán por el río Chagres es hermoso, pero lo aprecias mucho más después de que el guía te cuenta la historia del lugar.

El recorrido termina en el Fuerte de San Lorenzo. En total, el parque nacional cuenta con 12,253 hectáreas. En temporada de invierno, cuando el mar está más tranquilo, es posible entrar en las playas.

En 1980, Unesco declaró a Portobelo y San Lorenzo como sitios de Patrimonio de la Humanidad. El camino del fuerte a Shelter Bay Marina lo recorrimos en bicicletas eléctricas, atravesando una carretera selvática. Luego nos montamos en el bus e iniciamos el retorno hacia la ciudad.

Planea tu Viaje 

Cristóbal Colón navegó por el río Chagres en 1502.
En 1668, Henry Morgan ataca Portobelo con la ayuda de un esclavo que escapó y le cuenta la formación presente en la costa.
Los cañones en el Fuerte de San Lorenzo tenían un alcance de 1,200 metros.

Contacto: Xplore Panamá

Jvasconez.e@xplore.la

6200-6521

Deje su comentario

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.