14

Ene
2019

Café en las alturas de Volcán

Publicado por : Úrsula Kiener/ 462 0

Finca Hartmann se encuentra en la ruta a Río Sereno, entre 35 y 40 minutos desde el pueblo de Volcán. Es posible hospedarse en un hotel, como, por ejemplo, el Casa Grande Bambito.

En el lugar hay dos fincas. De las 50 hectáreas de la principal, 40 están destinadas a la siembre de café. Esta es la finca de la familia Hartmann. Aparte de las instalaciones para procesar café, el sitio alberga un museo.
La segunda finca queda a tres kilómetros de distancia, en una carretera que está en mal estado, especialmente en el invierno. Se puede llegar en un vehículo 4×4, en un recorrido que toma casi una hora.

Tiene una dimensión de 73 hectáreas, de las cuales sólo 20 están destinadas a la siembra, mientras que son utilizadas como zona de amortización del Parque Internacional La Amistad. En la zona no hay senderos que recorran la selva virgen.

Hay dos cabañas, una con dos pisos y chimenea, y capacidad para una docena de personas, mientras que la otra puede albergar a una pareja, quienes solo deberán traer  refrigerios, dado que se encuentra completamente equipada. No se ofrece comida, a menos que se trate de grupos que hayan reservado con 15 días de antelación. Las cabañas no cuentan con luz, pero sí con agua caliente.

Se trata de turistas locales, en su mayoría. También vienen de Estados Unidos, Canadá y Japón. Vienen por el café, para aprender sobre el proceso. Algunos, entre los que se incluyen compradores de Europa y Estados Unidos, vienen a visitar las fincas de la región y a capacitarse, utilizando Finca Hartmann como base.

Café ‘bird friendly’

El entorno natural es propicio para observar aves, para coleccionistas de insectos, fotógrafos o personas que busquen un descanso.

Finca Hartmann es un paraíso para los observadores de aves. Suman 345 especies en total, incluyendo trogones, tanagras de muchos colores, colibríes, mosqueros, tucán de castaño, entre otras. Pueden ser ubicadas con la ayuda de binoculares y la orientación de un guía de Volcán.

El café Hartmann es bird friendly, lo que significa que es amigable con la naturaleza. En el campo se siguen procesos semiorgánicos, utilizando productos de línea verde y chapa para evitar los herbicidas, lo que redunda en beneficio de la flora y fauna y aumenta la biodiversidad.

Años atrás, un estudio del Smithsonian reveló que se pueden observar más aves en una finca como esa que en un bosque. En una zona más abierta, con más luz, las aves pueden encontrar mejor a sus presas.

Los vehículos se pueden adentrar con facilidad en los senderos que atraviesan los cafetales.

Ámbito internacional 

Su producto es comercializado alrededor del mundo. En Asia, se exporta a Corea, Japón, Taiwán y China. También a Australia, Emiratos Árabes, Canadá, Estados Unidos, España, Inglaterra, Hungría, Austria, República Checa, Rusia, Kazajistán, entre otros. En Panamá, es posible solicitar que se envíe por flete o comprarlo en un  supermercado de la localidad.

El principal comprador del producto es Boot Coffee, de Holanda, quienes por 15 años han adquirido el café producido por  Finca Hartmann.

Los resultados obtenidos en las competencias internacionales han sido positivos, hasta el momento, como se puede constar por los galardones que reposan en el museo. Recientemente, obtuvieron un premio en Europa, un geisha natural de Finca Hartmann. La cáscara del café es secada en bellota, reciclada para preparar abonos y combustible. Asimismo, se exporta para preparar cerveza, té y chocolate.

Historia de familia

Aliss  me cuenta que de cinco hermanos es la única mujer. Su papá, Ratibor Hartmann Troetsch, fue el mayor de diez hijos. El   padre de éste, Alois, fue un inmigrante de la República Checa, y su madre, Susana, era panameña-alemana.

Alois vivió en Estados Unidos, luego en Colombia y terminó en Panamá. Le gustó el país y decidió quedarse. Se asentó en Chiriquí y en 1912 se convirtió en el primer habitante de Hato Volcán. Compró una finca en Tizingal para ganadería. Después la vendió y se fue a Colorado, donde tuvo una finca destinada a la producción de leche que también vendió, para mudarse más adentro.

Ratibor trabajó en el Hospital Gorgas, donde aprendió a disecar. En el museo de la Finca Hartmann se puede encontrar una colección de insectos y animales disecados. Casi todos provienen de la finca,  excepto algunos que han sido intercambiados con coleccionistas de Asia y de Brasil.

Los turistas que visitan pueden aprender sobre la historia de la familia y de la finca en el museo. Junto al museo hay un cuarto que se utiliza para las catas de café.

Planea tu viaje 
Finca Hartmann se encuentra en la ruta a Río Sereno, entre 35 y 40 minutos desde el pueblo de Volcán. Es un paraíso para los observadores de aves. Suman 345 especies en total, incluyendo trogones, tanagras de muchos colores, colibríes, mosqueros, tucán de castaño, entre otras.
Contacto: alisshartmann@hotmail.com
+507 64501853
Instagram y Facebook: Finca Hartmann

Deje su comentario

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.