Las uvas entre el follaje

Publicado por : Úrsula Kiener/ 103 0

Si eres aficionado al vino, debes asegurar tu estadía en algún viñedo chileno. Tras una breve estancia en Santiago, optamos por pasar más tiempo en el desierto de Atacama y en la isla de Pascua. Tomamos la decisión de visitar Viña Santa Rita, un viñedo próximo donde se produce uno de los vinos más populares e industriales de Chile.

Está ubicada en Alto Jahuel, en la provincia de Maipo, en la parte baja de la cordillera de Los Andes, a 45 minutos de la capital. Es uno de los destinos turísticos más populares.

En la página web de Viña Santa Rita está disponible la dirección del sitio, que es posible alcanzar utilizando transporte público y/o taxi colectivo. Los hoteles ofrecen recorridos turísticos.

‘Tour’ al viñedo

La visita guiada está disponible en español, inglés o portugués. El horario del tour varía según el idioma. Son de dos a tres tours por día, en diferentes idiomas, con una duración de una hora con diez minutos. Dado que hay un máximo de 30 personas por recorrido, los cupos se deben reservar a través de internet.

El tour de Viña Santa Rita incluye la visita a los viñedos y al jardín. Nosotros fuimos en otoño, cuando ya había finalizado la temporada de cosecha, con alguna que otra uva colgando de las plantas.

Son 50 hectáreas de viñedo con follaje encantador. Los visitantes pueden atravesar la zona más próxima a los edificios.

Las uvas están rodeadas por hermosas rosas sembradas a su alrededor, colocadas específicamente para el control de plagas, dada la conocida susceptibilidad de los viñedos.

‘Open bar’

Al momento de degustar, te ofrecen tres vinos —2 reserva y un gran reserva—. El bar es oscuro. Al terminar, puedes quedarte con la copa como recuerdo. El tour premium viene con ñapa: una tabla de quesos.

En Panamá la marca es conocida por contar con vinos económicos y de baja calidad. Estos últimos los venden a cuatro dólares en el súper.

Viña Santa Rita está abierta al público, de martes a domingo, en horario de 10:00 a.m. a 4:00 p.m.

Bodega, tienda y hotel

Después de caminar por las viñas, pasamos a las bodegas, con barricas de roble francés y americano. El sitio cuenta con capacidad para almacenar 17 millones de vinos finos. La bodega 1 fue construida de cal y canto en 1880, y es una de las más antiguas de Chile. La de 120 patriotas también es histórica.

Al finalizar el recorrido, puedes pasar por el Museo Andino que muestra 2,000 piezas de arte precolombino, con una muestra original de moáis. Viña Santa Rita cuenta asimismo con una tienda de vinos y un restaurante llamado Doña Paula (como la famosa dueña).

Es el único viñedo cerca de Santiago, con un hotel boutique. El Hotel Casa Real cuenta con 16 habitaciones con vista a los jardines y la piscina. Remozado en 2017, ofrece un ambiente campestre con amenidades modernas.

Antecedentes históricos

Domingo Fernández Concha fundó la Viña Santa Rita en 1880. El sitio original del viñedo está incluido en el tour y alberga las instalaciones principales de la empresa.

Cepas francesas fueron sembradas en los fértiles suelos del valle del río Maipo. De Francia también vinieron enólogos franceses con la intención de ayudar con la técnica necesaria para producir resultados superiores.

La empresa permaneció en la familia hasta 1980, cuando fue comprada por el grupo Claro y la empresa Owens-Illinois Inc., principal productora de envases de vidrio del mundo. Dos años más tarde, tras recibir un fuerte impulso, lanzaron la famosas línea 120. El vino comienza a ser exportado a nivel internacional. Posteriormente adquieren la prestigiosa marca “Carmen”.

Las técnicas de producción van evolucionando, incorporando nuevos equipos, como tanques de acero inoxidable y barricas de roble francés y americano. Adquieren mil hectáreas en los sitios más importantes para la producción vinícola en Chile: Maipo, Rapel, Lontué, Casablanca y Apalta.

Años después, adquieren 1,650 hectáreas en Limarí y Pumanque, además de 253 hectáreas en Mendoza.

Se establecen filiales en el exterior. Actualmente, el vino de la Viña Santa Rita es comercializado en más de 75 países.

Planea tu viaje

La hacienda Viña Santa Rita es uno de los destinos turísticos más populares

Duración del vuelo : 6-9 horas a Santiago

Costo del vuelo: 770-$1,200

Horario: GMT-3 / 2 horas más que Panamá

Costos en destino: medio / alto

Visa: No

Dato importante: La superficie total de viñas para vinificación ocupa actualmente más de 141 mil hectáreas en Chile, con un potencial de producción de vino cercano a los 1.200 millones de litros anuales.

Camping con menú interiorano

Publicado por : Úrsula Kiener/ 143 0

De todas las fincas que hemos visitado durante la campaña de Agro Turismo en Panamá, “La Gira” fue probablemente la más inaccesible de todas. El acceso se realiza a través de una carretera en mal estado, que solo es posible cruzar en un vehículo 4×4, por lo que optamos por tomar el transporte público, a un precio de tres dólares.

El camino arranca en el chorro El Macho, en El Valle de Antón, continuando durante más de una hora por Río Indio hasta arribar al Jordanal, en Cirí Grande. No hay paradas definidas. Cuando te quieres bajar, simplemente golpeas el techo de la cabina para notificar al conductor.

Santuario en las alturas

Las escaleras ascienden hasta la casa familiar. Somos recibidos con un desayuno de bollos de maíz y café orgánico. Durante el desayuno le pregunté a Remigio Morán cómo había arribado a la zona. Me comenta que fue en 1946. En la provincia de Coclé buscó un lugar donde asentarse. Recorrió las montañas hasta encontrar un terreno en Jordanal, donde conoció al señor Rodolfo Jarquiñez, al que le compró 27 hectáreas por $70, antes de que falleciera.

Hasta la construcción de la carretera, en 2001, la montaña era virgen. En el lugar se encuentran culebras. Antes se veían conejos salvajes y monos. Cuentan que la finca está embrujada, que en la quebrada reside la Tulivieja. Un día Remigio la escuchó y le disparó. Desde entonces, no la han vuelto a escuchar. Es posible practicar senderismo entre las raíces de los centenarios higuerones.

Lonchera de campo

“La Gira” no cuenta con hospedaje formal, pero sí con una zona de camping ubicada frente a la casa de los propietarios. En la noche, bajo el cielo estrellado, salen los monos jujuná.

Se alquilan toldas para que las parejas pernocten al calor de una fogata. El máximo de visitantes que pueden recibir es de 14, que pueden utilizar el baño de la residencia familiar.

El menú ofrece comidas tradicionales y naturales. Uno de los platos favoritos es la “muca”: arroz con porotos, carne o pollo, que se mete en hojas de bijao para absorber el sabor. Es una especie de lonchera de campo.

Otro platillo es el sancocho de gallina de patio, elaborado con productos de la finca: maíz, yuca, ñampí, etc. Puede ir acompañado de un jugo de frutas de la época: naranjas japonesas, nance y mandarinas. Junto a la residencia crecen las orquídeas, incluyendo la flor del Espíritu Santo.
Un río arrastra los pétalos que caen de las flores que crecen en los árboles. A pesar de que estamos en temporada lluviosa, las aguas lucen limpias.
En su lecho se encuentran piedras de varios colores: rojas, blancas, anaranjadas y moradas. Algunas con formas peculiares. En la finca organizan concursos en los que se premia al que pueda recoger la piedra más singular.

Antes de visitar Finca “La Gira” se deben hacer arreglos con antelación para el transporte. Se puede ir desde La Chorrera o El Valle. Es recomendable vestir pantalones largos y llevar repelente para garrapatas. A pesar de los inconvenientes, no dudaría en retornar a este paraíso de la biodiversidad panameña.

Planea tu viaje

Para visitar ‘La Gira’ se recomienda realizar las reservaciones con antelación y hacer arreglos de transporte, dado lo inaccesible del sitio
Contactos:
+507 6700-5010 (Clara)
+507 6937-5615 (Susan)
+507 6324-6483 (Virginia)
+507 6839-9781 (Carmen)
suipinzon14@gmail.com

El sello verde de Don Arcelio

Publicado por : Úrsula Kiener/ 142 0

En la carretera Panamericana, a la altura de Natá de los Caballeros, existe un lugar llamado Eco Parque Don Arcelio, con figuras de animales confeccionadas con paja y llantas.

Esta finca es un legado familiar desde 1920, año en que Juan de Dios Sáenz y su familia iniciaron actividades agropecuarias en la zona.
Las personas dejaban muchas llantas fuera de la finca. Lo tradicional es quemarlas o enterrarlas pero esto es dañino para el ambiente, por lo que llegaron a un compromiso empresarial para recoger todas las llantas desde Penonomé hasta Aguadulce. Se procedió a contratar a un colombiano para, en conjunto con los colaboradores, trabajara en el parque.

De acuerdo con el guía, lo que se buscaba era “mostrarle a todos que lo que para mí puede ser basura se puede tomar y convertir en una obra de arte”. Tratan de crear conciencia de no botar la basura, ni propiciar la aparición de criaderos de mosquitos.
La construcción demoró cuatro meses y se utilizaron 975 piezas de llantas.

La ruta de la leche

Eco Parque Don Arcelio es una finca que produce leche con alta tecnología. Son dos ordeños al día, entre 4 a.m. y 4 p.m., respetando siempre un periodo de 12 horas entre uno y otro. Las vacas pasan a la sala de enfriamiento de 12 a 1:00 p.m., con treinta minutos antes del ordeño. El sistema está controlado por una computadora que registra la humedad relativa del ambiente, sacando el índice del estrés calórico del animal. Un descenso en la temperatura significa que los animales pueden comer más y producir más leche.

Las vacas son conducidas con tranquilidad, ya que un animal estresado reduce su producción en un 15-20%.
Eco Parque Don Arcelio es una finca exclusivamente lechera, con 160 vacas distribuidas en 300 hectáreas.

Alta productividad

Producen 4 mil 200 litros diarios, que son vendidos a Bonlac. Cuando la leche sale de la sala de ordeño tiene una temperatura entre 32-34 grados. Luego va por canales de tubería inoxidable a los tanques fríos donde la bajan a 4 grados para evitar el crecimiento de bacterias.
Entre el ganado, destaca una vaca conocida como Gretel. Es la única que es ordeñada por los turistas. Se trata de una Holstein, número uno en producción mundial y con 800 años en producción genética. El promedio de la región es de entre 6 y 8 litros por animal pero este cruce alcanza hasta 14 litros, que es más similar a las tierras altas de Panamá. Tienen animales que generan hasta 35 litros por ordeño.
Actualmente están en proceso de expandir la operación a Lácteos Don Arcelio.

Fauna de finca

Gretel convive con animales más pequeños, como Igor y Florencia, un poni y un burro. También está Rocky, un gallo que aparece en todas las fotografías, y Panchita la búfala, además de algunas ovejas y caballos.

La sección acuícola en Eco Parque Don Arcelio reproduce colossoma, tilapia roja y gris, sargento, tortugas, patos, róbalos, almejas y guapote tigre. La finca tiene un área para la conservación y reproducción de iguanas que están en peligro de extinción.

Un sendero agro temático permite que los visitantes conozcan sobre el proceso de siembra de soya, maíz, frutas, legumbres, plantas medicinales, árboles ornamentales y frutales.

Producción limpia con el medio ambiente

Eco Parque Don Arcelio tiene una planta fotovoltaica que les ahorra casi 80 toneladas de CO2 al año. También les reduce el gasto eléctrico en un 80% y elimina la fluctuación de voltaje. Toda el agua que se utiliza en el proceso de ordeño se canaliza en una fosa que tiene bacterias eficientes que descomponen las eses. Después se bombea a las mangas de pastoreo para abonar la hierba.

Aspiran a crear un sello verde de producción. En el 2014 recibieron el premio de Producción Limpia de Panamá.
Eco Parque Don Arcelio es una finca con un enfoque ambiental, donde se utiliza la tecnología para desarrollar mejores prácticas.

Planea tu viaje
Está abierto a visitas de 9 a.m. a 3 p.m., con reserva previa. Hay un barco pirata y casa de muñecas de Hänsel y Gretel, aparte de un zoológico de animales confeccionados con llantas.
https://ecoparquedonarcelio.com/
reservas@ecoparquedonarcelio.com
+507 68216161 / +507 8461040

La finca de abejas

Publicado por : Úrsula Kiener/ 319 0

Antes de mudarse a Panamá hace cinco años, Emily Haworth vivía en Princeton, Nueva Jersey. Mantenía dos colmenas como pasatiempo. Es botánica de profesión, así que para ella fue una aventura descubrir las nuevas especies tropicales en Panamá.

Posee una finca de 3.5 hectáreas, llamada “Boquete Bees”, ubicada en Los Naranjos, Boquete, provincia de Chiriquí. Es posible visitar el “mariposario”, degustar miel o hacer el “tour de café” a cualquier hora.

Cata de mieles

“Boquete Bees” posee más de 40 tipos de mieles naturales. Aprovechando la biodiversidad de la provincia de Chiriquí, se introducen colmenas en diferentes ambientes. Poseen un amplio surtido de mieles para degustar.

Las personas quedan sorprendidas por las diferencias de colores, sabores y texturas. La degustación puede tomar hasta media hora.

“Boquete Bees” produce entre 10 y 15 toneladas de miel al año, incluso con infusiones que son medicinales. Se trata de mieles crudas sin filtrar, mezcladas con otros ingredientes como jengibre, cacao, lavanda, canela y cúrcuma. Las más popular es la lavanda, ya que muchas personas tienen problemas para dormir, al igual que el jenjibre, que es bueno para los resfríos. Emily recomienda tomarla con leche de almendra. Cuenta que muchas personas con problemas de salud le compran miel y que su propia salud ha mejorado al consumirla.

El legado de Ralph Dessau

La idea de construir un “mariposario” es de Ralph Dessau, originario de Dinamarca y que ha vivido su retiro en Boquete. Sabía mucho sobre colibríes y estaba convencido que Boquete necesitaba un “mariposario”. Le dijo a Emily que su lugar seria ideal para ubicarlo.

Falleció a los 87 años en un accidente de carro, antes de la inauguración. Emily dispuso que el funeral se celebrara en el sitio de la construcción.

Le pidió a los niños de Boquete que llevaran sus orugas, ofreciéndoles dinero por ellas. Su idea era incubarlas. Un consultor de Costa Rica observó las orugas y concluyó que todas eran polillas.

Café y mariposas

Se recomienda visitar el “mariposario” antes de las 3 p.m. Cuando llueve las mariposas se quedan tranquilas por falta de luz. Es el momento óptimo para tomarles fotos.

Hay mil 500 especies de mariposas en Panamá. Muchas son muy pequeñas. Si se alcanza a ver 200 en una vida, en los ecosistemas que hay a nivel nacional, incluyendo bosques nubosos, selva tropical, litoral caribe, tierras bajas e islas, será mucho.

Emily está construyendo un pequeño café para que las personas puedan pasar el tiempo. El menú incluirá jugos naturales que sean buenos para la salud, así como comida medicinal. Otro proyecto que está empezando: joyería con orquídeas nativas de América y alas de mariposas. Asimismo, venden licor de miel y están haciendo pruebas para una cerveza con miel, en conjunto con Boquete Brewery.

En “Boquete Bees” se puede conseguir la variedad completa, o a través de su sitio web. En la ciudad de Panamá es posible adquirir sus mieles en Pixvae, Organica y en los mercados.

Vaticano, el pequeño país de la fe

Publicado por : Úrsula Kiener/ 135 0

Cuando visitas Roma y entras a la Ciudad del Vaticano estás pasando a otro país probablemente sin darte cuenta. No necesitas pasaporte; solo te revisan cuando entras a ciertos lugares. Con sus 44 hectáreas, El Vaticano es el país más pequeño del mundo, con una población de apenas 800 habitantes. Para recibir la nacionalidad simplemente tienes que trabajar en el país. La perderás al finalizar el contrato.
La historia de los Estados Pontificios se remonta al año 756. En 1979 consiguieron su independencia de Italia, al firmar los Pactos de Letrán.

En este país se encuentra la Santa Sede de la Iglesia Católica. En 1984, UNESCO designó el conjunto arquitectónico e histórico-artístico de la ciudad del Vaticano como Patrimonio de la Humanidad.

Es la única nación del mundo donde los cargos gubernamentales no están sujetos a votación popular. El Colegio Cardenalicio escoge al Pontífice, quien es el jefe de la Iglesia y del Estado, por lo que esencialmente se trata de una teocracia.

El idioma oficial es el latín, pero el italiano es el más difundido. La seguridad corre a cargo de la Guardia Suiza, compuesta por 100 hombres vestidos en coloridos trajes de rayas que recuerdan un poco a los bufones de las cortes medievales.

El Vaticano turístico

Hoy en día, la ciudad del Vaticano es un destino que recibe anualmente a unos 18 millones de turistas y peregrinos. El día más concurrido es el miércoles, cuando el Papa lanza su bendición en la Plaza de San Pedro.La entrada es gratuita pero limitada. Los visitantes llegan temprano para formar fila. Hay empresas que se dedican a conseguir los boletos y que cobran por asegurar los asientos. En internet se puede verificar en qué día (miércoles) se ofrece el servicio.Los viajes deben ser organizados con tiempo, ya que muchas de las actividades más interesantes requieren reservas y los cupos son limitados en exceso.

Me hubiese gustado visitar los Jardines del Vaticano, creados en 1279 por el Papa Nicolás III, quien mudó su residencia a este lugar. Cubren 23 hectáreas (casi la mitad del país) con hermosos árboles, flores, estanques, fuentes y senderos. Para hacer la reserva es menester mandar un fax por lo menos dos semanas antes. Las visitas no son todos los días.
Otro sitio que requiere una reserva previa es la parte de abajo de la Basílica, donde se encuentra la tumba de San Pedro. Solo se permite que 200 personas desciendan a la Necrópolis al día.

Oferta de museos

Para visitar los Museos del Vaticano debes estar preparado para formar fila o pagarle a una empresa que facilite los boletos. Por suerte había contactado a la oficina de los museos, por lo que me habían organizado un acceso rápido. Es posible pasar un día completo visitando los museos, fundados por el Papa Julio II en 1506.De las 70 mil obras que posee el museo solo 20 mil están exhibidas. Es uno de los más grandes del mundo, y el cuarto museo de arte que más visitas recibe.Muchas personas lo visitan solamente para contemplar la Capilla Sixtina, que es el escenario del cónclave en el que se escoge a un nuevo Papa. Un grupo de artistas del Renacimiento se dedican a pintar frescos en los techos. Entre ellos, está el inmortal Miguel Ángel.Ya que la Capilla Sixtina no puede ser fotografiada, las escaleras de Bramante, diseñadas por Giuseppe Momo en 1932, se han convertido en uno de los sitios más fotografiados. Vale la pena dedicar tiempo al museo, ya que posee muchas colecciones interesantes. Cuando subí fotos de la colección del museo Gregoriano Egizano, con papiros, momias y reproducciones de el Libro de los Muertos, mis amigos en Instagram pensaron que estaba en Egipto.

En una galería de mapas puedes ver cómo se creía que era el mundo hace muchos años. Otra colección de sarcófagos romanos y estatuas se puede apreciar en el Museo Chiaramonti, con artistas famosos como Vincent van Gogh, Paul Gauguin, Marc Chagall, Paul Klee, Salvador Dalí y Pablo Picasso.

Correos en El Vaticano

Desde el 1 de junio de 1929, El Vaticano es miembro de la Unión Postal Universal. Una de las cosas más curiosas que puedes hacer dentro del museo es comprar una postal y mandarla por correo. Hice el ejercicio de escribirle una carta a mi abuela, que tomó poco más de un mes en llegar. El Vaticano vende sus propias estampillas.

La Plaza y Basílica de San Pedro

Probablemente la foto más representativa de El Vaticano ha sido tomada desde el domo de la Basílica de San Pedro. Nos fue imposible subir, ya que no era verano aún. Además, estaban cerrando la entrada cuando llegamos. La Plaza y Basílica de San Pedro cubre un 20% del territorio del minúsculo país.En el siglo XV, el papa Nicolás V solicitó a Bernardo Rosellino (en 1452) que empezara la Basílica de San Pedro. Luego murió y no fue hasta 1626 que finalizaron las obras, luego de que el Papa Paulo V vendiera indulgencias. Esta Basílica es el templo religioso más importante del catolicismo.La plaza fue diseñada por Lorenzo Bernini a iniciativa del Papa Alejandro VII para que la mayor cantidad de personas tuvieran oportunidad de ver al Papa ofreciendo la bendición. Su centro alberga dos fuentes y un monumental obelisco de 25 metros de alto, con un peso de 327 toneladas.

El obelisco data del año 30 A.C. Fue traído a Roma desde Egipto para colocarlo en un circo.En 1586, el Papa Sixto V lo ubicó frente a la basílica para conmemorar la muerte de San Pedro, que murió crucificado en el Circo de Nerón. San Pedro fue discípulo de Jesús y es considerado como el primer Papa de la Iglesia Católica.