13

Jul
2018
Publicado por : Úrsula Kiener/ 132 0

Es muy fácil cruzar de Jerusalén, en Israel, a Belén, en Palestina. Tomamos un bus al frente de la Puerta de Damasco, en el centro de Jerusalén. Los buses salen de forma frecuente y son bastante económicos. Hay dos rutas, una que te lleva hasta la frontera de West Bank y otra que conduce al mismo centro de Belén. Asegúrate de tomar la segunda ruta. Este bus es sólo para turistas y palestinos, ya que los israelitas tienen prohibido el paso a Palestina.

Cuando arribamos habían muchos taxistas esperando que llegaran los turistas. Ellos ofrecen tours en Belén, pero más que todo, es un servicio de transporte porque no conocen tanto la historia. Los sitios quedan apartados —si quieres ir a la pared y el Campo de los Pastores— y como no teníamos mucho tiempo, decidimos que era mejor que nos llevaran.

Ese mismo día teníamos que tomar un autobús de Jerusalén a Eilat, en el Mar Rojo, para luego cruzar a Áqaba en Jordania. Como éramos tres personas, la gira nos salió muy barato. Al cambio, pagamos menos de $15 por persona y cuando terminamos, nos condujo directo a la frontera. Aprovechamos para visitar el Hotel de Banksy y la pared del West Wall, antes de regresar.

Si tomas el bus desde el centro, demora más, ya que revisan a los palestinos que quieren entrar a Israel. Recuerda que Palestina es otro país y debes llevar tu pasaporte para el control fronterizo. Al igual que Israel, Palestina no sella pasaportes.

El Campo de los Pastores

La primera parada fue el Campo de los Pastores, que queda a dos kilómetros de distancia, en la zona de Beit Sahour, al sureste de Belén.

Puedes ver la excavación hecha por arqueólogos en el Campo de los Pastores, que muestra que han existido iglesias y monasterios en la zona desde antes del siglo IV. No se sabe con exactitud dónde es el sitio real, pero hay tres posibles opciones.

Los pastores cuidaban a sus ovejas en esta zona, utilizando cuevas como refugio. Según el evangelio de Lucas, en este campo, los ángeles anunciaron a los pastores por primera vez el nacimiento de Cristo.

La Capilla del Campo de los Pastores marca el sitio donde se cree que sucedió, según la tradición católica. Fue construida por los franciscanos en 1953, cerca de las ruinas de un antiguo monasterio del siglo V. El arquitecto A. Barluzzi la decoró con imágenes de la anunciación a los pastores y la infancia de Jesús. En el sitio hay una cueva natural donde se reunían los pastores. Dentro de la gruta se ha construido una pequeña iglesia que sigue en uso.

Hay dos sitios rivales en la misma ubicación: uno manejado por los franciscanos y el otro por la iglesia ortodoxa griega. La misma disputa sucede en la Basílica de la Anunciación, en Nazaret. La iglesia griega se encuentra a 600 metros al norte de la franciscana. Incluye una cueva del siglo IV y tiene tres ábsides con restos de mosaicos y antiguos frescos. Esta iglesia es la única fuera de Jerusalén que ha sobrevivido intacta desde el siglo V. Al este se encuentra la de los protestantes, que incluye cuevas con restos de cerámica.

Basílica de la Natividad 

Al contrario de la percepción popular, Belén es un lugar muy turístico. La mayoría de los turistas son peregrinos que viajan en grandes autobuses. Son el tipo de turista que acapara todo el lugar y que le dificulta las cosas a quien no va en grupo. Si deseas visitar la Iglesia de la Natividad, es recomendable que vayas por la mañana o al final de la tarde, cuando se han ido los grupos (a menos que seas uno de ellos).

Nosotros fuimos como a la una de la tarde, por lo que fue imposible entrar al sitio donde supuestamente nació Jesús. Tuvimos oportunidad de entrar y apreciar el resto de la iglesia. El templo está en renovación, presenta goteras y está en la lista de Patrimonio en Peligro de la Unesco. Fue el primer sitio en Palestina en ser declarado Patrimonio de la Humanidad. El voto se dio en secreto en  2012, por la objeción de Estados Unidos e Israel.

La Iglesia de la Natividad en Belén fue construida en 327 por Constantino el Grande y su madre Helena, sobre la cueva donde nació Jesús. La iglesia fue arrasada por un fuego en el siglo VI. En el año 565, el emperador Bizantino construyó una nueva basílica, restaurando el tono arquitectónico de la original. A través del tiempo la iglesia siguió siendo remodelada, incluyendo sus campanarios.

Gruta de la Leche

En West Bank también se encuentra la Gruta de la Leche. Esta capilla católica fue construida por los franciscanos en 1872, sobre el sitio de una iglesia bizantina del siglo V. Sólo quedan algunos mosaicos en el piso de esta primera iglesia.

La historia dice que fue el lugar donde la Familia Santa encontró refugio durante la “matanza de los inocentes”, antes de su huida a Egipto. El nombre del lugar sale del cuento que narra cómo una gota de leche materna de la Virgen María cayó en el piso de la cueva y cambió su color a blanco.

Parejas católicas con problemas de fecundidad visitan el  sitio con la esperanza de poder concebir  un hijo. También es visitado por nuevas madres.
Las parejas compran tiza blanca de la cueva y la mezclan con su comida para incrementar la posibilidad de concebir o la cantidad de  leche producida.

Gift Shop en Belén

Vale la pena llevarse un souvenir de Belén y el mejor lugar para comprarlo es en “Blessings Gift Shop”. Esta tienda también es una fábrica donde se talla madera de olivo.
La madera de la tienda procede exclusivamente de árboles podados, ninguno es cortado o dañado. Se podan aquellos cuyas edades exceden los 150 años. De esta manera se busca que crezcan más ramas y aumentar la producción de aceitunas.

Los olivos son nativos de la Tierra Santa y han sido cultivados desde hace más de 6 mil años. Cuanto más viejo sea el olivo, más oscuro será el color de la madera; y cuanto más joven sea el olivo, más claro será el color.

Mi visita fue antes de Navidad, por lo que compré un pequeño pesebre confeccionado con madera. En esa calle encontramos varias tiendas que venden souvenirs, por lo que aproveché para comprar mis imanes o magnetos de Palestina. Puedes subir al techo de la fábrica para apreciar una vista panorámica de Belén.

Asegúrate de destinar un día completo a recorrer Belén. Tendrás suficiente tiempo. Puedes caminar a todos los sitios de interés turístico. Solo asegúrate de ir en zapatillas.

Planea tu Viaje 

Tel Aviv está situada en la costa mediterránea de Israel
Duración vuelo: 16-20 horas a Tel Aviv
Costo del vuelo: $1200-1800
Horario: GMT+3 / 7 horas más que Panamá
Costos en destino: bajos
Visa: no
Dato importante: Palestina no tiene aeropuerto. Debes volar a Tel Aviv, ir a Jerusalén en tren o bus y luego cruzar a Belén.

Deje su comentario

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.