09

Jul
2018

La huella de Ganesh

Publicado por : Úrsula Kiener/ 36 0

Si te quedas en Ubud, Indonesia, debes visitar Goa Gajah, que está ubicada a seis kilómetros del centro, en un pueblo que  llamado Bedulu.

En la parte de afuera del sitio hay un mercado con puestos para los turistas. Es posible que los vendedores locales te acosen un poco para que adquieras un sarong —pieza larga de tejido que se ciñe alrededor de la cintura— con el que cubrirte las piernas. Es posible elegir entre atractivos modelos. También se puede rentar uno en la entrada.

Baño de suerte

El templo de Goa Gajah abre a diario, de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. Apenas bajas las escaleras puedes apreciar una vista genial, una panorámica ideal para plasmarla en fotos.

Al arribar a la zona principal se pueden encontrar dos piscinas con poca agua. Cada una con tres estatuas de mujeres de grandes senos y cubiertas con un sarong blanco con amarillo. De un recipiente sale agua, como de una fuente. Se dice que las estatuas son de ángeles, de acuerdo con la mitología hindú.

Esta parte del templo en Ubud fue descubierta en 1954, cuando fue excavada y restaurada. Ahí arriban los visitantes en busca de fortuna, para lo que deben mojarse con un poco de agua extraída del río Petanu.  Goa Gajah fue erigido en un sitio donde confluyen dos ríos.

La cueva de los elefantes

¿Por qué a Goa Gajah se le conoce como el “templo del elefante”? Es un nombre realmente curioso, sobre todo si se toma en cuenta que en los alrededores del templo no se avista elefante alguno. Solo están representados en una efigie o estatua. Hay quien asegura que el nombre proviene del mismo río, ya que anteriormente era conocido como “Lea Gajah”.

Otros aseguran que “Gajah” proviene de la figura dentro de la cueva que representa a Ganesh, el dios hindú, quien usualmente es interpretado por la cabeza de un elefante.

En la entrada de la cueva se puede apreciar el rostro de un elefante, realista en extremo.  La verdad es que la gruta es un poco tenebrosa, ya que en su interior se pueden hallar representaciones de criaturas y demonios.
Se debe entrar con paciencia, ya que es un sitio donde muchos se detienen para tomarse una foto, por lo que es posible que se tenga que hacer fila.

Sitio histórico

Goa Gajah fue agregado a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en octubre de 1995. Fue construido en el siglo noveno, como un santuario para meditación. Algunas estructuras muestran influencias budistas y son anteriores a los siglos VIII y X.
En el interior de la cueva se pueden apreciar tres ídolos cubiertos en telas. A través de los años se han quemado grandes cantidades de incienso, lo que ha ennegrecido  las paredes.

El desgaste del piso revela la ubicación de los monjes al momento de sentarse a meditar, parte de una rutina que han mantenido a lo largo de los años. El templo sigue en uso. El día de nuestra visita, encontramos a unos monjes orando y presentando ofrendas frente a una cueva.

Ancestral pueblo fotogénico

Me topé con un hombre de apariencia centenaria. La curiosidad me impulsó a seguirlo hasta el otro lado del templo. Me preguntó si quería una foto. Solicitó una propina, a lo que accedí.

Era un día festivo, por lo que encontramos a muchos miembros de la comunidad. Los hombre estaba atrás, en una casa. Lo más peculiar es que mientras los hombres cocinaban, las mujeres hacían ofrendas. Todos estaban vestidos para la ocasión.

La gente en Indonesia es extremadamente amigable, una característica que es aprovechada por los turistas para sacarse fotos con los locales.

Comidas, bebidas y ‘souvenirs’

En Goa Gajah venden cerveza. Después de ir a tantos sitios musulmanes en mi viaje a Asia, fue refrescante entrar en contacto con el budismo. La mayoría de las personas que viven en Bali no son musulmanes, por lo que la sociedad tiende a ser más liberal.
El reloj marcaba las 11:00 a.m. La hora no fue disuasivo suficiente en mis pretensiones de probar la cerveza Bintang.
En  la salida, cerca de los buses, encontré un sitio que vende el famoso café “Kopi Luwak”, uno de los más caros del mundo, obtenido a partir de cerezas parcialmente digeridas y defecadas por un animalito.

El mamífero en cuestión puede ser apreciado en una jaula. Su reclusión no me hizo sentir tan mal, ya que parecía que todo lo que quería hacer era dormir.

Aproveché para degustar una variedad deliciosa de tés y cafés: mangostán, hierba de limón y rosella, que en mi país se conoce como saril o flor de Jamaica. Al final, se nos hacía tarde para tomar el autobús, por lo que tuvimos que desistir de las compras.

Planea tu  viaje

Goa Gajah está ubicada a seis kilómetros del centro de Indonesia, en un pueblo que llamado Bedulu. El templo de Goa Gajah abre a diario, de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. Fue construido en el siglo noveno, como un santuario para meditación.

Según la Unesco, Goa Gajah fue agregado a la lista de Patrimonio de la Humanidad en octubre de 1995. En el sitio se puede degustar la cerveza local, además de variedades tradicionales de té y café.

Un dato curioso: en los templos en Bali las mujeres no pueden entrar si están con su periodo. En realidad, nadie hace preguntas al respecto.

Deje su comentario

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.